Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CIG se desmarca de la manifestación en Madrid contra los recortes en la enseñanza

La CIG se ha desmarcado de la plataforma sindical gallega que participará el próximo día 22 en una manifestación contra los recortes en el sistema educativo público en toda España y convocará un referéndum en los centros para evidenciar el "rechazo absoluto" de la comunidad educativa a los recortes y reorganización del horario lectivo. Los demás sindicatos no interpretan como división ni ruptura el desmarque de la CIG en la convocatoria de la manifestación y tampoco descartan sumarse a la propuesta de referéndum planteada por el sindicato nacionalista.

La plataforma gallega que participará en la manifestación de Madrid, que se espera "masiva", está integrada por CC OO, FETE-UGT, CSIC, ANPE y STEG. "No fue el Ministerio de Educación ni otra comunidad autónoma quienes reorganizaron el horario lectivo e iniciaron el conflicto en Galicia", adujo ayer Anxo Louzao, responsable de CIG-Ensino, para explicar su autoexclusión de la convocatoria. A su juicio, "la Xunta es la única que nos puede sacar del conflicto", ya que tiene competencias plenas en materia educativa y fue la Consellería de Educación la que rompió el acuerdo de 2007 sobre horario lectivo que lo originó.

Las protestas en Galicia (concentraciones en los centros y en las principales ciudades, los próximos días 11 y 18, respectivamente) seguirán "de forma unitaria", aseguró José Fuentes, de CC OO, para quien la manifestación de Madrid "da continuidad" a las mismas. Raúl Gómez, de FETE-UGT, insistió en la necesidad de conjugar la doble movilización, en Galicia y el Estado, para "dejar patente la defensa total de la enseñanza pública". Ambos, junto a Julio Díaz, de ANPE, acusaron a la Consellería de Educación de "tratar de despistar" y desviar el conflicto a un problema laboral cuando existen "recortes muy importantes" que afectan a toda la comunidad educativa y que impedirán hacer "muchas de las actividades" programadas por los centros porque en muchos de ellos el cuadro de personal "ya no lo permite".

El referéndum que convocará la CIG, según Louzao, tiene por objetivo complementar las movilizaciones de protesta con la opinión de los usuarios directos de la enseñanza y que se entienda que el conflicto -recorte de 1.000 puestos de trabajo, agrupamiento de alumnos, eliminación de desdobles y que el profesorado imparta materias de las que no es especialista- afecta al conjunto de la sociedad.

El resto de los sindicatos no descarta sumarse a esa convocatoria, aunque antes se proponen analizar detenidamente la propuesta. Fuentes precisó que "el mejor referéndum está en la calle" y supeditó el apoyo de CC OO a que el proceso se realice "con garantías, con rigor y de forma controlada".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de octubre de 2011