Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Messi no se tira... Le tiran"

En Valencia, hace dos semanas, fueron dos los penaltis que pidió Messi. En Gijón se añadió otro. Ninguno fue señalado por los árbitros. El delantero argentino, poco dado a reclamar o a dar síntomas de desesperación, empieza a estar cansado de que los colegiados no acierten a la hora de juzgar acciones decisivas y en las que, según él, está saliendo perjudicado.

"No he visto la jugada del penalti", afirmó Pep Guardiola, "pero lo que sí digo es que Messi no se tira, sino que le tiran. Los árbitros tienen que saber que cuando se cae es porque le han tirado. Él nunca se tira. Estas cosas pasan. Siempre he pensado en la buena fe de los colegiados. Lo que quieren es acertar, cuadrarlo. Solo digo que, si fuera otro jugador, podría llegar a pensar que puede simular un poco, pero Messi no simula: solo piensa en cuántos rivales tiene que superar para meter gol".

El entrenador azulgrana puso de relieve las escasas, casi nulas, ocasiones de gol que concedieron al Sporting: "Hemos jugado unos muy buenos 30 primeros minutos. Luego, pese a no estar brillantes y finos, por méritos del equipo de [Manuel] Preciado, hemos controlado y no han hecho casi ninguna ocasión de gol. Ese era uno de nuestros objetivos, ya que el curso pasado, antes de que nos metieran el tanto, tuvieron tres o cuatro oportunidades. Nos vamos muy satisfechos porque estos partidos hay que sacarlos".

Tras la sexta jornada, el Barça ya es líder. Guardiola relativizó el dato: "Es algo circunstancial. Queda un mundo".

Abidal, con una contractura muscular, estará de baja entre siete y diez días.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de octubre de 2011