Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez de León advierte a Blasco que deje de ir por libre

El Grupo Parlamentario Popular ha de estar supeditado al Consell y no puede ir por libre. Esta fue la advertencia que ayer le transmitió la vicepresidenta del Consell, Paula Sánchez de León, al portavoz parlamentario, Rafael Blasco, según admitieron ayer fuentes del PP.

La admonición se produjo después de una semana en la que Blasco ha distorsionado la actividad del Consell, en busca de un protagonismo que ha levantado ampollas en el Palau de la Generalitat.

La semana la inició el portavoz parlamentario del PP reclamando el protagonismo de las Cortes en el decálogo de posibles pactos ofrecidos por el Consell a la oposición. Una misión encomendada por Fabra a Sánchez de León. En días sucesivos, Blasco ha buscado ganar protagonismo anunciando que ofrecería a la oposición "toda la información previa" de cara al debate de presupuestos; ha impulsado la participación en redes sociales (Twitter y Facebook) de los diputados populares en una iniciativa que se superpone a la del PP regional y se ha reunido, entre otros, con la Acadèmia Valenciana de la Llengua y el responsable de la federación de servicios públicos (FSP) de UGT.

Iniciativas, según fuentes populares, que han terminado por hartar en el seno del Consell. Las mismas fuentes indicaron que ayer Paula Sánchez de León amonestó a Blasco al final de la reunión del Consell ante el resto de miembros de Ejecutivo -a excepción del presidente Alberto Fabra que ya había abandonado el Palau-.

Madrid como opción

La dirección regional del PP ofreció esta misma semana a Rafael Blasco la posibilidad de formar parte de la candidatura al Congreso por Valencia, lo que permitiría al jefe del Consell nombrar un portavoz parlamentario más afín.

Según las mismas fuentes, Blasco rechazó la oferta y optó por mantenerse como portavoz del Grupo Popular en las Cortes Valencianas, con la expectativa de poder retornar como consejero al Ejecutivo de Alberto Fabra en un futuro. Sin embargo, las discrepancias que mantiene con la vicepresidenta del Consell, Paula Sánchez de León, y con el secretario regional del PP, Antonio Clemente, hacen muy complicada su vuelta al Consell y la obtención de un mayor protagonismo en el partido, en el que todavía figura como coordinador del programa electoral para las elecciones del 20-N.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 1 de octubre de 2011