Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pilotos y azafatas de Iberia rechazan la línea de bajo coste

La mayoría de los sindicatos que representan a los pilotos y tripulantes de cabina (azafatas) de Iberia anunciaron ayer que tomarán las "medidas oportunas", entre ellas la huelga, para tratar de impedir la creación de una nueva compañía para operar más barato los vuelos de corto y medio radio. El sindicato de pilotos Sepla y los de tripulantes CTA, Stavla, Sitpla (que suman 19 de los 23 representantes de esos trabajadores, que deben renovarse en las elecciones sindicales del 27 de octubre) emitieron un comunicado en el que expresan su "profunda preocupación" y "plena oposición" a ese plan, que previsiblemente aprobará el Consejo de Administración el martes.

En una rueda de prensa, el presidente de la sección sindical de Sepla-Iberia, Justo Peral, reiteró que externalizar esos vuelos contraviene su convenio colectivo y que sus propuestas de convenio permiten un ahorro de costes de más del 50%. "Seríamos más baratos y productivos que EasyJet, pero desde julio no nos han contestado", dijo.

Peral acusa a la dirección de Iberia de entregar la compañía y el aeropuerto de Barajas a British Airways y añadió que la mala gestión hace que este año las pérdidas dupliquen las del 2010. Por su parte, la presidenta de Stavla, Corinne Basarot, afirmó que 200 trabajadores de su colectivo (son 4.000) se quedarán en paro porque no les van a renovar el contrato en los próximos meses. La empresa no confirma el anuncio de la nueva compañía y asegura que "cualquier decisión que se tome será para garantizar el futuro de la compañía y sus trabajadores".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de septiembre de 2011