Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Fabra sigue al frente del aeropuerto sin aviones

Carlos Fabra seguirá como presidente de la empresa pública Aeropuerto de Castellón (Aerocas) pese a no estar ya vinculado a la Diputación. Aerocas, formada por la Sociedad de Proyectos Temáticos de la Generalitat (99,85%), y la Diputación (0,15%), celebró ayer un consejo de administración en el que se nombraron nuevos cargos y se ratificó a Fabra al frente de la empresa, cargo que ostentaba como anterior presidente de la Diputación.

La portavoz del Consell y consejera de Cultura y Turismo, Lola Johnson, justificó esta ratificación por la experiencia del líder del PP de Castellón, ahora secretario general de la Cámara de Comercio. "Entendemos que es la persona que ha vivido todos estos años el proceso de construcción", dijo y aclaró que se le ha mantenido en el puesto "por haber estado al frente del proyecto desde el primer momento". Johnson fue nombrada vicepresidenta primera del aeropuerto y Javier Moliner, presidente de la Diputación, vicepresidente segundo.

En la reunión del consejo se habló también del estado de las cuentas. Carlos Fabra aseguró que Aerocas no se encuentra ya en causa de disolución pero no concretó si se ha realizado una ampliación de capital. Cabe recordar que la reciente auditoría publicada por la Generalitat alertaba de que el patrimonio neto era negativo en 22,3 millones, lo que la colocaba en situación de disolución, si bien sostenía las intenciones del socio mayoritario de mantener el apoyo financiero. Así lo recalcó ayer Fabra al hablar de la "necesidad de recibir el apoyo de la empresa matriz" (Proyectos Temáticos). También habló de los pagos pendientes a los proveedores y aseguró que a lo largo del próximo año serán saneados.

Sueldo polémico

En cuanto a la polémica por el sueldo del director general del aeropuerto, Lola Johnson apuntó que no se habló durante la reunión de la rebaja de salario anunciada la semana pasada, pero "continúa encima de la mesa". La consejera explicó que la modificación se producirá con la reorganización del sector público que está en marcha y en la que se regularizarán los salarios de los cargos de alta dirección.

Por su parte, Carlos Fabra manifestó que el sueldo de más de 84.000 euros (42.100 de salario fijo como director general más un complemento por el mismo importe por vigilar las obras) "se ajusta a los precios de todos los directores de empresas públicas" y que este "asumirá tranquilamente" el ajuste anunciado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 2011