Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La casa de los mastodontes

El Museo Paleontológico de Elche exhibe restos de 45 especies prehistóricas de hace 8,5 millones de años halladas en Crevillent

Es un viaje al pasado a través de restos fósiles. El Museo Paleontológico de Elche (Mupe) reinauguró ayer el espacio dedicado a los vertebrados hallados en Crevillent. "Es uno de los yacimientos con restos de mamíferos más importantes de la península ibérica", explica José Manuel Marín, director de gestión.

El Mupe se inauguró en 2004, y desde ayer incorpora nuevos fósiles, recursos gráficos y un montaje audiovisual sobre las técnicas de excavación empleadas y la posterior reparación en el laboratorio. "Hemos sustituido unas piezas por otras, tenemos más de 1.000 restos arqueológicos, fruto de las excavaciones de los últimos años", explica el gestor.

Los nuevos fósiles y los recursos muestran cómo eran los animales que habitaban el Baix Vinalopó hace 8,5 milones de años, en la época del Mioceno Superior. Los arqueólogos han logrado identificar unas 40 especies animales diferentes, entre las que destacan el puercoespín más primitivo conocido, varios ejemplares de osos, tigres dientes de sable, un cerdo, una jirafa de cuello corto, un ciervo, una mofeta, dos proboscídeos (animales del grupo de los elefantes), tortugas e incluso reptiles como cocodrilos. "No solo se exhiben los restos de algunos grandes mastodontes, sino que se recrean las plantas, los árboles y el medio de vida natural que se supone que tenían", afirma Marín. Fruto de las excavaciones realizadas durante los últimos años, con la colaboración de la Fundación Cidaris, los expertos han podido demostrar cómo, por ejemplo, las hienas "acorralaban a los animales enfermos para poder comer", agrega.

Los restos se refuerzan con material gráfico y audiovisual

Los arqueólogos llevan dos años sin excavar por falta de ayudas

La zona reinaugurada ayer ofrece al visitante también una película documental en la que se explican los trabajos de excavación realizados en el yacimiento de Crevillent, el proceso de investigación en el laboratorio y la posterior restauración y catalogación de cada una de las piezas. Desde la década de los años setenta se están acometiendo diferentes campañas de excavación en estos yacimientos con restos de mamíferos fósiles situados en el área de Crevillent, pero no fue hasta 1986 cuando un equipo interdisciplinar del departamento de Geología de la Universitat de València y del Museo Nacional de Ciencias Naturales de Madrid empezó a excavar. A partir de 2005 se retomaron los trabajos durante cuatro años consecutivos por parte del equipo del Museo Paleontológico de Elche, pero debido a la crisis económica "llevamos dos sin hacer nuevas excavaciones, únicamente hemos podido clasificar y catalogar el millar de restos que conseguimos en campañas anteriores", se lamenta. "Y es que si antes era complicado recibir ayudas, ahora ya es imposible", agrega Marín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de septiembre de 2011