Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis | La situación financiera

Bruselas plantea exigir más capital a 16 bancos, siete de ellos españoles

Barnier pide que se refuercen las entidades que aprobaron las pruebas europeas con baja nota - La idea provoca indignación en el sector financiero español

"Otros 16 bancos europeos que pasaron las pruebas de resistencia muy justamente deberán también ser recapitalizados", sentenció el comisario de Mercado Interior y Servicios, Michel Barnier, en una entrevista publicada ayer por Le Figaro. Entre estas entidades, que pasaron las pruebas de resistencia efectuadas por la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) con un capital entre el 5% y el 6% en el escenario adverso hay siete españolas: el Banco Popular, el Sabadell, Bankinter, Bankia, Banca Cívica, Novacaixagalicia y la Caixa Ontinyent. Entre los ejecutivos financieros la reacción fue de la sorpresa a la indignación porque consideran que las pruebas fueron de una enorme dureza con España. Recuerdan que no se tuvo en cuenta el capital acumulado en las emisiones de bonos convertibles en acciones ni en las provisiones anticíclicas. El Banco de España comentó que informará a la EBA de que todas las entidades están cumpliendo los planes marcados y tienen niveles adecuados de capital.

El Banco de España da por cumplido el proceso de recapitalización

Las firmas españolas pasan del 6% con las provisiones y otras partidas adicionales

La lista incluye a los que pasaron las pruebas europeas con menos del 6%

Bankia, Popular, Sabadell, Bankinter y Banca Cívica son los más destacados

En realidad, no hay ninguna decisión tomada, pero entre las entidades en el punto de mira de Barnier, además de las siete españolas, hay dos portuguesas (Millenium BCP y Banco Espirito Santo), dos griegas, dos alemanas, una italiana, una eslovena y una chipriota.

Según declaró Barnier, "los bancos deberían recapitalizarse ellos mismos" aunque admitió que "en algunos casos hará falta que los Estados participen y la Comisión lo examine".

La necesidad de reforzar el capital de los bancos europeos ha sido objeto de un intenso debate desde que funcionarios del Fondo Monetario Internacional, (FMI), indicaron que a raíz del agravamiento de la crisis de deuda, las entidades europeas podían sufrir pérdidas de unos 200.000 millones. La necesidad de reforzar los bancos europeos fue objeto de un intenso debate por parte de los ministros en los consejos informales del Euro grupo y Ecofin celebrados el pasado fin de semana en Wroclaw.

La realidad es que el deterioro del mercado de deuda ha debilitado a las entidades que tienen sus balances con importantes participaciones de bonos de Grecia, Irlanda, Portugal, Italia y España. Los bancos franceses y belgas BNP Paribas, Dexia, Crédit Agricole, Société Générale, ING y KBC, acumulan más de 100.000 millones de deuda pública de estos países. Curiosamente, ninguno de ellos está entre los 16 de la lista de Barnier. Las 10 principales entidades alemanas precisarían un refuerzo de 127.000 millones de euros, según el Instituto DIW.

Varios ministros y comisarios europeos han acabado admitiendo la necesidad de recapitalización. Las manifestaciones de los representantes de la Comisión fueron recibidas con satisfacción por los funcionarios del FMI. El economista jefe del Fondo, Olivier Blanchard, celebró el giro de 180 grados adoptado por los dirigentes europeos.

Desde el Banco de España no se considera que la situación de los bancos españoles necesite una recapitalización extra. Fuentes de este organismo recuerdan las palabras del gobernador, Miguel Fernández Ordóñez, que en la presentación de las pruebas de resistencia comentó que todas las entidades que suspendieron se recapitalizarían. "Así se ha hecho", dijo una fuente de este organismo. "O están recapitalizadas o en proceso de hacerlo. Las que aprobaron, entre el 5% y el 6% de nota, cuentan con provisiones genéricas y bonos convertibles en acciones que contablemente están considerados capital, aunque en las pruebas no se tuvieron en cuenta".

El Banco de España cumplirá con la Autoridad Bancaria Europea, que pidió información sobre el proceso de recapitalización de todas las entidades para mediados de octubre. "Se informará a la EBA de que España ha cumplido", dijeron en el organismo dirigido por Miguel Fernández Ordóñez.

La reacción del sector financiero fue mucho menos comedida. Indignación es la palabra que mejor resume la reacción de un alto ejecutivo de una de las entidades afectadas, consultado por este periódico. "No tiene ningún sentido que, por un escenario que tiene una probabilidad del que suceda del 0,5%, nos obliguen ahora a buscar más capital. Esta noticia nos hará daño y no es justo".

Entre los banqueros existía el convencimiento de que este plan, que no ha sido adoptado formalmente, no seguiría adelante. "Los políticos solo buscan titulares para la opinión pública porque ellos no hacen lo que deben, que es atajar el problema de la banca alemana y francesa, que tiene mucha deuda griega, y los del euro, que necesita un Tesoro común para todos los países", añadieron estas fuentes. También señalaron que las autoridades europeas "se ceban con España ante su debilidad institucional". También se recuerda que sus actuales niveles de core tier 1, el capital de máxima calidad internacionalmente reconocido, está en algunos casos por encima del 8% o el 9%, "más que el de otros europeos que no aparecen en las listas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de septiembre de 2011