Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:FRANCISCO JORQUERA | Diputado del BNG en el Congreso

"La sociedad es más progresista de lo que se refleja en el Congreso"

Hace tres años que Francisco Jorquera (Ferrol, 1961) recogió el testigo del histórico Francisco Rodríguez como portavoz del BNG en el Congreso. "La sociedad es más progresista de lo que refleja el Parlamento", afirma. El 20 de noviembre repite como candidato por A Coruña.

Pregunta. ¿Mantienen la aspiración a grupo propio en el Congreso?

Respuesta. Aspiramos a incrementar el respaldo de las pasadas generales. El BNG garantiza que Galicia exista en Madrid, asegura la defensa del bienestar y es útil como dique para evitar una mayoría absoluta en el Estado y romper la dinámica bipartidista, una pérdida de calidad democrática.

P. Hay encuestas que dan al BNG una subida y las hay que lo borran del Parlamento.

R. Prefiero ser prudente y no hacer conjeturas. Faltan dos meses y estoy convencido de que la sociedad tiene una buena valoración del trabajo del BNG en el Congreso.P. ¿Los ciudadanos perciben adecuadamente la voz de los nacionalistas en Madrid?

R. Me causa cierto rubor hablar de mí mismo, porque el trabajo del BNG siempre es colectivo, pero en una entrevista en Radio Nacional de España el entrevistador dio un dato que desconocía: yo era el diputado con más intervenciones a lo largo de la legislatura. Si eso no se refleja después en los medios de comunicación, no es mi responsabilidad. A menudo los medios focalizan el debate sobre la crisis en las fuerzas políticas de ámbito estatal e ignoran al BNG.

P. El Consello Nacional ratificó ayer su candidatura. ¿Cómo fue el proceso?

R. En el BNG el proceso es muy democrático y participativo, no se imponen las listas por decreto. Las asambleas, en las que pueden participar todos los militantes, las han apoyado de manera mayoritaria, aproximadamente un 90%.

P. Esquerda Nacionalista propuso a históricos para las listas: Beiras, Nogueira, Suárez Canal y Feixóo. ¿No desaprovecha el nacionalismo cierto capital?

R. En toda organización política es fundamental aprovechar al máximo su principal capital, el humano. Y no voy a discutir, porque es incontestable, la valía de Beiras, de Camilo Nogueira, o de otros, de Francisco Rodríguez, o de Rodríguez Feixóo y Suárez Canal. Respeto esa propuesta profundamente. Y sería un petulante si defendiese mi candidatura en detrimento de esas personas. Otra cosa es si esa apuesta era la más acertada para estas elecciones y no para que esas personas jueguen otros papeles enormemente importantes en el Bloque.

P. ¿A qué achaca el giro a la derecha del PSOE?

R. Fue incapaz de defender la autonomía de su proyecto político frente a las imposiciones de los grandes poderes económicos y de eso que se denomina de una manera equívoca, como si fueran entes abstractos y etéreos, mercados.

P. Ese cambio ha distanciado al Bloque de los socialistas.

R. Iniciamos la legislatura como fuerza de oposición pero con voluntad de explorar acuerdos. Incluso apoyamos los primeros Presupuestos. Pero ese giro del Gobierno hizo imposible seguir profundizando en el entendimiento y pasamos a una oposición muy dura. Las políticas del Gobierno son injustas en lo social y mal enfocadas a la hora de atacar las causas reales de esta crisis.

P. ¿Qué fue lo más grave de la acción del Gobierno?

R. Por lo que tiene de simbólico, la reforma que acaba de concluir en las Cortes para elevar a categoría constitucional la política económica del neoconservadurismo. Aunque quiero recordar que no está aprobada definitivamente, porque se está en plazo para que 35 diputados o 36 senadores demanden la convocatoria de referéndum.

P. ¿Hay alguna posibilidad?

R. Lo que sé es que de todos los diputados y todos los senadores elegidos por Galicia, hay tres, dos diputados y un senador del BNG, que vamos a solicitar un referéndum. Desconozco que harán los demás. Y emplazáremos explícitamente a los diputados progresistas, y a todos los demócratas, a que se sumen.

P. El distanciamiento del PSOE en el Congreso, ¿repercute en los pactos municipales o en las diputaciones?

R. No necesariamente. Son ámbitos competenciales distintos y ni en las diputaciones ni en los ayuntamientos se ha aprobado la reforma de la Constitución, ni el tijeretazo a las pensiones, ni la reforma laboral.

P. ¿Los ciudadanos perciben ese matiz?

R. El BNG no ha suscrito pactos de gobierno con el Partido Socialista en todos los ayuntamientos [en los que la derecha no alcanzó la mayoría absoluta]. En unos se llegó a acuerdos de gobierno y en otros solo a no propiciar alcaldes del PP. Si descartásemos a priori llegar a acuerdos con el PSOE, facilitaríamos que prácticamente todos los ayuntamientos de Galicia estuviesen en manos del PP. Que no representa precisamente una alternativa más avanzada respecto de las políticas que criticamos del PSOE.

P. Las enmiendas a la reforma constitucional de Esquerra y PNV incluían la autodeterminación; las del Bloque, no. ¿La cuestión nacional ha pasado a un segundo plano?

R. En mi intervención mencioné el derecho de autodeterminación, pero no en las enmiendas, porque era introducir un elemento de confusión ante una reforma constitucional concreta. Dicho esto, en el debate público la crisis económica hace parecer que los problemas nacionales quedan en segundo plano. Y curiosamente esta crisis es la de la globalización ultraliberal y frente a ella la alternativa real es reforzar los ámbitos de decisión de los pueblos.

P. ¿Valoraron la propuesta de Llamazares de una candidatura unitaria de izquierdas?

R. Tengo muy buena relación con Llamazares y una muy buena valoración de su trabajo parlamentario y de Gaspar como persona. Pero el BNG concurrirá con sus propuestas e identidad. Además, fue una idea personal de Llamazares, ni siquiera de Izquierda Unida.

P. IU y el BNG coinciden en muchas ocasiones.

R. Sí, y debemos seguir profundizando en el futuro. El BNG tiene capacidad de interlocución con otras fuerzas y dialogaremos con los nacionalistas para avanzar un modelo de estado plurinacional y con la izquierda para otras políticas económicas.

P. Pero con Izquierda Unida, la coincidencia es mayor. Contra la intervención de la OTAN en Libia se quedaron solos.

R. El dato que me llama a mí la atención es otro: que la opinión pública estaba mucho más dividida, con una mayoría en contra, de lo que se reflejó en el Congreso. Lo mismo con las pensiones: solo ocho diputados nos opusimos a algo a lo que se oponía la mayoría de la sociedad.

P. ¿La sociedad es más progresista de lo que refleja el Congreso?

R. Sí, comparto totalmente esa apreciación.

P. Sectores del BNG enfocan la Asemblea Nacional de enero como de "refundación". ¿Usted?

R. No me gusta jugar con las palabras, porque ese término se puede interpretar de muchas maneras. La asamblea debe contribuir a mejorar nuestro modelo organizativo, a perfilar nuestro discurso y nuestra relación con la sociedad, pero desde el valor tan extraordinario que tiene el BNG como herramienta al servicio del pueblo gallego. De lo que estoy convencido es que de la asamblea saldrá un BNG más unido y más fuerte.

P. ¿A quién ve como candidato del Bloque a la Xunta?

R. A mí lo que me importa es el debate de ideas y de propuestas y si los compañeros del BNG estamos de acuerdo en eso tendremos menos dificultades en ponernos de acuerdo para elegir a las personas que las representerán.

P. ¿Y usted estaría dispuesto?

R. Si el Consello Nacional ratifica mañana [por hoy] las candidaturas, voy a ser cabeza de lista por A Coruña, posiblemente sea portavoz del BNG en el Congreso y eso es lo único que tengo en mente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 11 de septiembre de 2011