Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy apunta una nueva reforma laboral

Señala en su biografía que hará falta más flexibilidad en el mercado de trabajo

El programa electoral del PP está a punto de ver la luz. Fuentes de este partido señalan que no contendrá ninguna medida impopular muy clara. Sin embargo, Mariano Rajoy ha elegido otro formato, el de su biografía, que sale a la venta la próxima semana, para apuntar el que será uno de los ejes de sus primeras reformas si llega a La Moncloa. En Génova ya asumen que este asunto sacará a mucha gente a la calle y será polémico, pero creen que Rajoy aguantará la presión gracias a una mayoría absoluta que ven muy probable. Se trata de la reforma laboral, una nueva, más dura que la del PSOE.

En su biografía, En Confianza (Planeta), Rajoy lo deja claro: "Las reformas principales deberán darse en el área del mercado de trabajo, ya que la regulación existente hace que tengamos un mercado muy rígido. Una negociación colectiva y una legislación laboral excesivamente rígidas han impedido que las empresas pudieran ajustarse a la caída de la actividad económica reduciendo las horas trabajadas o adecuando los salarios", escribe Rajoy.

El líder del PP, en línea con la patronal, que no firmó el acuerdo sobre la negociación colectiva, considera insuficiente la reforma que hizo el PSOE. Su plan es que haya convenios en cada empresa, y no regionales o sectoriales. "Nuestra legislación laboral es antigua, viene de la época de Franco. Tiene que haber un convenio nacional que fije las bases de los intereses generales y luego las empresas deben fijar sus propios convenios, porque no es lo mismo una empresa en Toledo que otra en La Gomera. Tenemos que ser más flexibles, si lo fuéramos no estaríamos como estamos", señaló en febrero en Toledo.

En su biografía, también apunta que pretende que por debajo de los secretarios de Estado -esto es, subsecretarios y directores generales- no haya cargos políticos, sino funcionarios de carrera. Rajoy se ve como un moderado: "La diferencia entre un radical y un moderado es que el radical tiene convicciones, mientras que el moderado tiene convicciones y además se da cuenta de que hay otras personas que tienen otras convicciones distintas a las suyas".

El líder del PP dice que tiene "un sentido muy marcado por el respeto a las reglas, el sentido de la justicia y el esfuerzo", como corresponde al hijo de un juez que, dice, fue la persona que más le influyó en su vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 30 de agosto de 2011