Reportaje:Huelga en el fútbol

"¡Pagaba como artista a Hacienda!"

Gordillo, Del Bosque, Reina y otros pioneros recuerdan los anteriores parones

La Liga de Fútbol Profesional (LFP) y la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) volverán a reunirse mañana al mediodía en busca de una solución que permita que el balón vuelva a correr el próximo fin de semana en Primera y Segunda. "Hasta que no se solvente esta situación no jugaremos", advirtió tras la sesión de ayer el líder sindical, Luis Rubiales, que reclama el pago de los 50 millones de euros que tienen pendientes 200 profesionales, la creación de un fondo de garantía salarial "consistente" y la revisión de un modelo que permite a los clubes acogerse a la Ley Concursal para no afrontar sus deudas. "En definitiva, argumentos de sobra para que no levanten la quinta huelga del sector en España hasta que les aseguren unas garantías", afirma Miguel Reina, exjugador del Atlético y del Barcelona y uno de los pioneros que participaron activamente en los anteriores parones. "Sin ellos, sin su compromiso, sin Vicente del Bosque, no estaríamos aquí", les reconoce Rubiales.

"Por las represalias no me fichaba ni San Pedro", recuerda Preciado
"Debuté con el Madrid siendo juvenil en el parón de 1982... Me arrepiento", dice Míchel
"Me alegra pensar en las buenas intenciones de los que lo iniciamos", cuenta el seleccionador
"Me multaron con 250.000 pesetas", se lamenta el exjugador de Barça y Atlético

Hace 30 años los clubes españoles podían retener a los futbolistas unilateralmente con simplemente incrementar su ficha un 10% al año. También existía la figura del amateur compensado, por la cual los jugadores del filial no podían ser considerados profesionales, con el evidente ahorro en sus fichas. Por no estar, los futbolistas no cotizaban como tales en la Seguridad Social. La situación era tan grave que el sindicato, con menos de un año de vida, convocó para el 3 y 4 de marzo de 1979 el primer parón. El balón no rodó en Primera, Segunda y Segunda B. "Fueron momentos difíciles, en la Transición, tiempos en los que los futbolistas necesitaban del apoyo de gente comprometida que pretendía unos avances... Me alegra pensar en las buenas intenciones de los que lo iniciamos", explica Del Bosque, entonces en el Madrid y que formó parte del primer comité de huelga de la AFE, formado por ocho jugadores. Robi, Capón y Pacheco eran los representantes del Atlético, el equipo más reivindicativo. "Tan solo pedíamos la abolición del derecho de retención, contar para la Seguridad Social, la supresión del límite de edad para jugar en Tercera, establecido en 23 años...", cuenta Capón. El paro fue un éxito, con los campos vacíos y los árbitros firmando las incomparecencias pese a que incluso se desplazaron todos los equipos que jugaban fuera, menos Salamanca y Badajoz. La presión de algunos clubes, que amenazaron con descontar el 25% del salario a los huelguistas, no cuajó. "A mí me costó una multa de 250.000 pesetas", recuerda Reina.

Una nueva huelga justo al comienzo de la Liga de 1981 se prolongó durante las dos primeras jornadas. Los jugadores reclamaban a la patronal 322 millones de pesetas de la época y la derogación de la normativa, que obligaba a alinear a un sub 20. Quedaron en el aire, sin embargo, la creación de un fondo de garantía y la participación de los futbolistas en los ingresos por publicidad y derechos de televisión, razones por las que el sindicato convocó otra huelga para el 11 de abril, a falta de tres jornadas para el final del campeonato. "Era el capitán del Racing y me pegaron la patada por dar la cara y exigir unos derechos que hoy en día parecen de cajón. Aunque parece que hay cosas que no cambian, porque ya reclamábamos el fondo de garantía famoso para cubrir los impagos. En fin, que me tuve que ir lejos, al Linares, a Segunda, porque por las represalias no me fichaba ni San Pedro", asiente Manolo Preciado. "¿Qué pasa ahora? Que la patronal no tiene puñetera gana de arreglarlo", remata el técnico del Sporting.

Aquel 11 de abril, mientras Preciado se jugaba el futuro, Míchel debutó con el Real Madrid frente al Castellón, que jugó con los profesionales mientras los blancos lo hacían con los juveniles. Fue el primer integrante de la Quinta del Buitre en hacerlo, con apenas 19 años. "Hasta marqué un gol, pero es un debut del que hasta yo mismo me arrepiento. Éramos unos chavales, no éramos conscientes de las razones por las que estaban peleando los mayores. Luchaban por perseguir el bienestar de los futbolistas y que se nos reconociera como trabajadores y que tuviéramos unos derechos, pero como cuando uno es un chaval solo quiere jugar, y más con la camiseta del Madrid, pues no reparamos en aquello", observa.

El seguimiento fue tan escaso que el parón fue disuelto al día siguiente, hasta que en septiembre de 1984 afloraron de nuevo las diferencias económicas entre patronal y trabajadores, que exigían una revisión de la ordenanza laboral y de los temas fiscales. "Estábamos en un régimen complicado, no teníamos el mismo trato que cualquiera, ¡pero si yo pagaba como artista, y no como futbolista o deportista, a Hacienda!", apunta Rafael Gordillo, presidente de la Fundación del Betis y en el comité de la última huelga de 1984, en la que volvieron a competir juveniles. La actual sigue sin solución, lo que anima a Reina a la siguiente reflexión: "El más honrado en este asunto es el balón, que le pegan por todos lados y nunca se queja".

Alfonso, futbolista del Getafe, Cabrera Bazán, asesor jurídico de la AFE y Del Bosque durante una asamblea del sindicato en 1982.
Alfonso, futbolista del Getafe, Cabrera Bazán, asesor jurídico de la AFE y Del Bosque durante una asamblea del sindicato en 1982.BERNARDO PÉREZ
Juveniles del Barcelona y Zaragoza compiten durante la huelga de 1984.
Juveniles del Barcelona y Zaragoza compiten durante la huelga de 1984.ANTONIO ESPEJO

Los otros parones

- 4/03/1979. Los jugadores reclaman su inclusión en la Seguridad Social y la supresión del límite de edad en Tercera División, establecido en 23 años.

- 6/09/1981. La AFE planteó una nueva huelga durante las dos primeras jornadas de Liga. El día 6 no se jugaron los partidos. La jornada del 13, la disputaron los juveniles. Pedían el pago de las deudas.

- 11/04/1982. Los futbolistas convocaron una huelga a tres jornadas del final de la Liga, pero esta registró un seguimiento escaso por lo que fue desconvocada.

- 9/9/1984. La jornada del día 9 se disputó con juveniles y la del 16 no se jugó. El 18 de septiembre los futbolistas llegaron a un acuerdo para el pago de las deudas y para participar en la negociación de los derechos televisivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 21 de agosto de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50