Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Vigilantes de la salud ajena

La Red Centinela se puso en marcha en 1995 - 169 profesionales recogen desde su consulta información sobre problemas de salud de los valencianos

¿Cómo son los cuidados que se prestan al final de la vida? ¿Cuáles son los principales problemas emocionales de los niños y adolescentes? ¿Y la salud sexual y reproductiva en mujeres con vulnerabilidad psicosocial?

Estos son algunos de los problemas que este año están evaluando los 169 profesionales que integran la Red Centinela Sanitaria de la Comunidad Valenciana, un equipo de trabajadores de atención primaria (57 médicos de familia, 49 enfermeras, 37 pediatras, 26 integrantes de planificación familiar) sobre los que descansa la tarea de hacer de termómetro permanente de la Consejería de Sanidad para medir variables sanitarias de los valencianos.

El médico de familia, el pediatra, la enfermera del centro de salud o de planificación familiar son quienes tienen un acceso y un conocimiento más directo de los problemas de salud de la población. Sin embargo, es imposible analizar y sistematizar toda la información que pasa por las miles de consultas que se realizan a diario.

Son enfermeras, médicos y pediatras que colaboran voluntariamente

Esta labor la realiza la Red Centinela. Y para que la tarea sea aún más manejable, cada año se escogen un número determinado de problemas a analizar. La única excepción es la campaña de la gripe, que se repite anualmente, en la que 33 médicos y 16 pediatras recogen muestras de los pacientes que pasan por sus consultas para tener información sobre la tasa de infección e identificar el virus que está en circulación. "Toman muestras con un aplicador nasofaríngeo que se introduce en un medio de cultivo para posteriormente analizar en laboratorio las características del virus", apunta Óscar Zurriaga, jefe de servicio de estudios epidemiológicos y estadísticas sanitarias de la Dirección de Salud Pública.

La red se puso en funcionamiento en 1995. "Hay médicos que siguen formando parte de ella desde entonces, existe una gran adherencia al programa, suele ser gente muy convencida", destacan la jefa del servicio de epidemiología Herme Valaclocha y el director general de Salud Pública, Manuel Escolano.

A lo largo de todo este tiempo se ha mejorado la obtención de información que, en estos momentos, está incorporada en el programa informático Abucasis, que se emplea en atención primaria y se han eleborado decenas de programas. Por ejemplo, se ha abordado la atención sanitaria a personas de origen extranjero, un estudio que se prolongó a lo largo de 2001, 2003 y 2004. "Se concluyó que es falso que acudan más a las consulta que los nacionales o que sean los responsables de reintroducir enfermedades infecciosas", apunta Zurriaga.

También se han tratado cuestiones como la diabetes, los trastornos de ansiedad, la obesidad infantil, la anticoncepción postcoital, la cardiopatía isquémica, o la atención a ancianos dependientes. Las conclusiones de algunos de los programas, como el de obesidad infantil (junto con datos de Asturias, La Rioja, Extremadura y Castilla León), incluso ha servido de base de publicaciones cientificas en revistas como Public Health Nutrition.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 21 de agosto de 2011