Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENVÍOS AL EXTERIOR EN PEQUEÑAS CANTIDADES | La lucha contra la delincuencia económica

100 millones, 50 locutorios

Entre las operaciones más espectaculares de los últimos años contra el blanqueo de capitales figuran varias relacionadas con locutorios, a través de los cuales las organizaciones del crimen organizado lograban enviar al extranjero grandes cantidades por medio de pequeñas transferencias.

La última operación policial importante tuvo lugar en febrero pasado, cuando la policía intervino 50 locutorios repartidos por Madrid y otras localidades de la periferia, desde donde una red criminal había lavado supuestamente hasta 100 millones de euros, según los cálculos de los investigadores.

Un ciudadano dominicano montó una trama a través de una sociedad mercantil que había adquirido numerosos locales en Madrid y en los alrededores, desde donde numerosos inmigrantes hacían envíos frecuentes de altas cantidades de dinero a Colombia y Republica Dominicana.

La policía sospechó que en cada locutorio se mezclaba el negocio legal con envíos de dinero que procedía de actividades delictivas, sobre todo del tráfico de droga. Los agentes investigaron 259.000 envíos efectuados desde estos locutorios.

Unos meses antes, la policía desarticuló otra red y detuvo a 41 personas en Madrid, Barcelona, Alicante, Valencia y Zaragoza, por blanquear entre seis y 20 millones de euros a través de locutorios y empresas especializadas en el envío de dinero al extranjero.

La red estaba vinculada a siete carteles colombianos de droga, que manipulaban a inmigrantes para que mandaran pequeñas cantidades (hasta 5.000 euros) como si fueran remesas de dinero para sus familiares a través de los locutorios.

La investigación que dio lugar a este caso se abrió en 2008, cuando el Servicio de Prevención del Blanqueo de Capitales advirtió a la policía de que habían aumentado mucho las remesas a Ecuador y Colombia desde España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de agosto de 2011