_
_
_
_
_
Entrevista:MIGUEL ÁNGEL MORATINOS | Exministro de Exteriores | viene de primera página... la retirada del presidente

"Zapatero nunca se pone nervioso"

Miguel Ángel Moratinos fue el primer ministro de Asuntos Exteriores de José Luis Rodríguez Zapatero y este lo cesó el 21 de octubre de 2010. Uno pensaría que esa quiebra de la confianza del presidente pondría en el cerebro del exministro alguna reticencia con respecto a quien fue durante tanto tiempo su jefe. Pues no. Cuando le preguntamos a un íntimo de Zapatero quién podría hablar con cercanía de la decisión política de mayor trascendencia de la trayectoria del líder socialista -su renuncia a ser candidato-, esa fuente tan personal nos dijo: "Llama a Curro. Nadie mejor que Moratinos".

Y lo llamamos. Esa decisión, que Zapatero no siguiera queriendo ser candidato, pilló a Moratinos "haciendo campaña para dirigir la FAO", un intento fallido del exministro, "en una escala entre Sidney (Australia) y Wellington, en Nueva Zelanda. Me embargó mucha tristeza en un primer momento. Y al mismo tiempo, muchísimo orgullo".

"Cuando se mire con serenidad, la gente analizará los logros del Gobierno"

Pasaron por su cabeza "momentos inolvidables de lo que han supuesto estos casi ocho años, de los que compartí seis y medio". Así que le escribió "un texto manuscrito muy sentido, con las lágrimas casi al borde de mis ojos". Le transmitía "el privilegio que había sido para mí haber compartido esos años de Gobierno, de transformación del mundo que nos correspondió vivir". "Le decía que cuando se mirase con la serenidad que da el pasado, la gente analizaría con frialdad los muchos logros conseguidos por el Gobierno".

Zapatero llegó con una decisión que le tocó de lleno a Moratinos: "Veinte minutos después de prometer el cargo, José Luis me encomendó la difícil tarea de comunicar al entonces secretario de Estado Colin Powell que en breves horas el presidente del Gobierno anunciaría la retirada de las tropas de Irak". "Fue un momento muy intenso, política, profesional y personalmente hablando... Luego hube de explicar la decisión en Washington, y fue muy difícil, pero creo que nos abrió las puertas de la comunidad internacional. Y si vas por ahí todo el mundo elogia ese coraje con que el Gobierno asumió lo que decía su plataforma electoral, a pesar de lo que pudiese costar a corto plazo".

Aparte "de los secuestros de los que fueron objeto nuestros compatriotas en el extranjero", a Moratinos le parece que una herida visible de esta etapa de Zapatero fue "ese Consejo Europeo posterior al Ecofin del 9 de mayo de 2010". Ahí cambió de signo "ese proceso de integración europea que nos habíamos propuesto al asumir la presidencia de la UE, cuando creíamos que había que buscar consensos y avanzar en ese proceso europeísta de verdad". Ahora vivimos, dice, "un momento muy peligroso, aunque creo que se están tomando decisiones en la buena dirección".

¿Y con respecto a la decisión de Zapatero de no seguir? "Le dije que me habría gustado que hubiera seguido porque soy un gran admirador suyo; tiene todas las condiciones y es relativamente joven. Pero él decía que dos mandatos son razonables. Y creo que después de un periodo tan intenso como el que se vive, a otros les corresponde asumir la responsabilidad de Gobierno. Nunca le he sentido apegado al poder".

¿Y al sucesor cómo lo ve? "Rubalcaba es un fuera de serie". ¿Qué lo diferencia de Zapatero? "Es muy difícil compararlos". Zapatero dijo que no le fallaría a la gente. Pero hay mucha decepción. ¿En qué falló? "No nos ha fallado porque ha sido honesto en sus convicciones y compromisos. Y ha tenido que tomar decisiones muy dolorosas para el sector social con el que se siente más cercano". ¿Y su carácter ha cambiado? "Me sorprende que en los momentos más complicados siempre está de buen humor. Nunca lo he visto enfadado, y aunque esté serio nunca se pone nervioso ni se impacienta".

Moratinos recuerda que, a los 20 minutos de llegar, Zapatero le encargó avisar a EE UU de la marcha de Irak. "Fue un momento muy intenso".
Moratinos recuerda que, a los 20 minutos de llegar, Zapatero le encargó avisar a EE UU de la marcha de Irak. "Fue un momento muy intenso".SAMUEL SÁNCHEZ

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_