Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bildu intenta un frente soberanista para el 20-N, pero el PNV lo rechaza

La exBatasuna rescata su plan de exigir la autodeterminación en el Congreso

Las tres fuerzas políticas que sostienen a Bildu -la izquierda abertzale, EA y Alternatiba- han propuesto al PNV y a Aralar formar un frente independentista y comparecer en una "candidatura única" en las próximas elecciones generales del mes de noviembre. La iniciativa, basada en la histórica propuesta de máximos de la ilegalizada Batasuna, pretende configurar un bloque soberanista que reivindique en las Cortes Generales "el reconocimiento de Euskal Herria como nación" y su "derecho a decidir su futuro político, económico y social". La oferta fue rechazada ayer mismo por el presidente peneuvista, Iñigo Urkullu, mientras que Aralar aceptó analizarla con sus promotores.

Ahora que Bildu cuenta con autorización judicial para concurrir a procesos electorales, la antigua Batasuna aprovecha para rescatar su vieja estrategia de conformar una alianza nacionalista potente cuyo "eje central" debe ser "la confrontación política en estas elecciones [del 20-N] entre Euskal Herria y el Estado español". El planteamiento es muy similar al de la fracasada Propuesta de Bergara, que formuló en 2003 Arnaldo Otegi, entonces portavoz de la izquierda abertzale, para aglutinar a los soberanistas ante las legislativas de marzo de 2004.

Iñigo Urkullu es partidario de acuerdos puntuales entre nacionalistas

En esta ocasión, Jone Goirizelaia y Rufi Etxeberria, en nombre de la exBatasuna, junto a Pello Urizar e Ikerne Badiola, de EA, y Begoña Vesga y Ander Rodríguez, de Alternatiba, explicaron que los "contenidos básicos" que deben caracterizar la nueva entente pasan por lograr la normalización política y la paz a través de "un proceso de diálogo y negociación" que culmine "en el reconocimiento nacional vasco y en su legítimo derecho a decidir libre y democráticamente su futuro, partiendo de la situación jurídico-política vigente". El frente independentista se propone para las tres provincias vascas y Navarra.

Para sus impulsores, "existe una nación vasca que quiere ser dueña de su destino, que demanda un escenario de paz, reconocimiento y soluciones democráticas, que quiere tener una personalidad institucional propia como nación en Europa si la ciudadanía lo decide democráticamente". Las tres formaciones dejaron en el aire si finalmente se presentarán a las generales con las siglas de Bildu si los partidos interpelados rechazan esta fórmula. Urkullu declaró a Europa Press que no es la fórmula ideal y se mostró partidario de "alianzas coyunturales entre formaciones nacionalistas" en el Congreso. Y el vicecoordinador de Aralar, Jon Abril, dijo que su partido estudiará la propuesta porque apuesta "por la suma de fuerzas" en Euskadi con las formaciones "que componen Bildu".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de agosto de 2011