Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escola lleva ante Europa la supresión de las líneas en valenciano

Escola Valenciana denunciará hoy ante el Consejo de Europa "el intento del Consell de suprimir las líneas en valenciano", mediante el nuevo proyecto de decreto de enseñanza plurilingüe anunciado por el Gobierno de Francisco Camps a finales de mayo. Lo hará en una reunión programada en Valencia con expertos del Comité de la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias.

Por parte del organismo europeo asiste la secretaria de la Carta Europea de las Lenguas Regionales y Minoritarias, Simone Klinge, y los miembros del comité de expertos de la Carta Europea Vesna Cmic, Alberto López Basaguren y Gabor Kardos.

El Alto Comisionado de las Lenguas Regionales y Minoritarias considera que el modelo educativo de inmersión lingüística en valenciano -aún vigente- es el más eficiente para la formación lingüística de los alumnos, como establece en su informe High level Group on Multilingualism Commission of the European Communities, de 2007.

El Consejo de Europa y Escola Valenciana ya se reunieron en junio para analizar el intento de cambio de marco legal en el sistema educativo valenciano. De hecho, Escola será la encargada de presentar alegaciones en esta materia al informe anual sobre el estado de las lenguas que el Gobierno envía a Europa.

Fuerte rechazo

La denuncia del "decreto contra el valenciano" en Europa se suma a otras acciones de carácter institucional como las mociones en los Ayuntamientos y en los Parlamentos. El jueves pasado, el Congreso de los Diputados aprobó una moción en favor de la enseñanza en valenciano y de un plurilingüismo real.

Además, durante los últimos días la entidad cívica se ha reunido con alcaldes y concejales de todos los partidos políticos. "La oposición al decreto está muy presente a nivel local y en todos los partidos políticos".

La entidad prepara una estrategia jurídica ante un decreto que "prohíbe el derecho estatutario de estudiar en valenciano". Asimismo, ha pedido una entrevista con el nuevo consejero de Educación, José Ciscar, y la máxima responsable de política lingüística, la titular de Cultura, Lola Johnson, con la voluntad de "llegar a acuerdos porque el valenciano no tiene color político".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2011