Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hemisferio fiscalizará a Esperanza sin Fronteras en el hospital de Haití

Las dos entidades forman parte de la denuncia presentada a Anticorrupción

El presidente de Esperanza sin Fronteras (ESF), Fernando Darder, dio ayer varias pistas sobre la construcción del hospital que le ha encargado la Generalitat en la localidad de Belle-Anse (Haití) por cuatro millones de euros.

Darder aclaró el papel de la Fundación Hemisferio en el proyecto. Esta entidad, que, junto a ESF, figura en las denuncias planteadas por las diputadas Clara Tirado, del PSPV, y Mireia Mollà, de Compromís, a la Fiscalía Anticorrupción por la supuesta existencia de una trama de desvío de fondos oficiales de la cooperación valenciana, sería la encargada, en palabras de Darder de "hacer de puente" entre la Generalitat y la propia ESF. Su tarea sería la de "oficina técnica de cooperación", es decir, certificar que las obras se han realizado en tiempo y forma, como indicó Darder. Hemisferio ha cobrado 177.779,19 euros de las aportaciones de los valencianos en las cuentas abiertas por la Generalitat para ayudar a Haití tras el terremoto de enero de 2010.

El presidente de ESF insiste en que la ONG no está ligada a ninguna trama

Darder también dio información sobre de dónde saldrá el millón de euros que debe aportar la ONG en la construcción del hospital. Indicó que cuenta con el compromiso de una entidad católica estadounidense, que conoce de proyectos anteriores, cuyo nombre está sujeto a confidencialidad. Este dinero, dijo, se destinará a sufragar los 30 meses que el hospital estará a su cargo antes de pasar el testigo al Gobierno haitiano. En total, el coste estimado para este periodo es de 2,5 millones de euros. El millón y medio restante se piensa obtener de "fondos de donantes" que deben alimentar aportaciones privadas.

El presidente de ESF explicó que trató de que empresas valencianas o españolas se hicieran cargo de la construcción del hospital. Al no encontrar ninguna capaz de asumir el proyecto, contactó con Acero Homes, con sede en Panamá. "Fue en Pekín, llegué a un acuerdo con un director general. Llegué a ellos a través de personas que conozco en Tailandia", indicó. "Es una empresa seria y eficiente, la que mejor se adapta a los requisitos de construcción y logística del país".

El responsable de la ONG señaló que la construcción del centro, con una duración prevista de 12 meses, comenzará cuando la Generalitat le libre los cuatro millones de la subvención.

Darder negó estar siendo investigado ni estar inmerso "en ningún entramado oscuro", en relación con la denuncia que obra en manos de Anticorrupción. "Es un proyecto de Estado, avalado por la OMS o la Fundación Bill Clinton". También rechazó que Acero Homes actúe desde un paraíso fiscal. O estar vinculado al ex consejero de Solidaridad y Ciudadanía Rafael Blasco: "No lo conozco, no estoy metido en entramados ni historias, lo único que sé hacer es trabajar".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de junio de 2011