_
_
_
_
Entrevista:ENRIC MORERA | Portavoz de la Coalició Compromís

"Que nadie lo dude, Compromís ha venido para quedarse y progresar"

La Coalició Compromís ha dado la campanada. Sus 175.000 votos, seis diputados en las Cortes Valencianas y tres concejales en el Ayuntamiento de Valencia son algo más que una sorpresa en las elecciones del 22 de mayo. El éxito, como reconoce Enric Morera, no puede explicarse en base a las tres formaciones que la integran: el Bloc Nacionalista Valencià, Iniciativa del Poble Valencià y Els Verds-Esquerra Ecologista del País Valencià. "Si nos creyéramos que ha sido gracias a los tres partidos, estaríamos en un error", advierte, mientras explica que la coalición prepara un gran acto en junio con sus votantes al tiempo que estudia nuevos mecanismos de participación de los electores.

"Nuestra campaña ha ido creciendo en voluntarios"
"Hemos hecho un valencianismo de integración, de superar conflictos"

Pregunta. ¿Compromís ha llegado para quedarse o puede irse tal como ha venido?

Respuesta. Que nadie lo dude, Compromís ha venido para quedarse y para progresar. Tenemos una gran responsabilidad con esta acumulación de votos. El primer objetivo es traducir nuestra intención de hacer la política con los ciudadanos en hechos concretos que combinen la eficacia y la participación de los electores.

P. ¿Es esa forma no convencional de enfocar la relación con los ciudadanos la clave de su éxito?

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

R. Tengo una teoría. Lo que despierta muchas conciencias en relación con la mala gestión de la crisis que hacen los partidos tradicionales es la ostentación de llevar miles de ciudadanos a la plaza de toros en autobuses pagados. Creo que esa ostentación, cuando todo el mundo está en una situación difícil, es un desencadenante. A falta de un análisis más profundo, allí donde hemos logrado mejores resultados es donde más política de proximidad hemos hecho, básicamente con la promoción de la iniciativa legislativa popular por la enseñanza de cero a tres años. Si le decimos al elector "somos como tú" lo hemos de cumplir, por ejemplo, repartiendo papeletas a las siete de la mañana en el metro.

P. La ciudad de Valencia ha sido la gran sorpresa dentro de la sorpresa. La candidatura de Joan Ribó fue una apuesta personal suya asumida hace muchos meses...

R. Si estoy orgulloso de algo como secretario general del Bloc es de que hemos actuado con generosidad y sin sectarismo. Sabíamos que Ribó era un gran activo, por su trayectoria política y personal, de decencia y de rigor, y sabíamos que teníamos que contar con él. Ha sido un revulsivo muy importante. La suya es la imagen de un político que vuelve porque las cosas están muy mal y lo hace para prestar un servicio a la ciudad.

P. Históricamente, parecía que ustedes no tenían la menor opción en Valencia. Sin embargo, ahora, un Ayuntamiento con cuatro formaciones representadas promete dar mucho juego...

R. Ha ido creciendo nuestra campaña en voluntarios, lo que demuestra que a los ciudadanos sí que les interesa la política. Lo que no les interesa es la política de los partidos que han perdido la conexión con la realidad.

P. Entre los tabúes que ha roto Compromís está el de que el valencianismo era algo reducido a círculos sociales muy determinados... ¿Cómo lo ha conseguido?

R. Hemos hecho un valencianismo de integración, de superar los conflictos y las divisiones artificiales entre valencianos por la lengua o los símbolos. Nos hemos centrado en lo que nos une, como el deseo de tener una Generalitat que no esté desprestigiada. Es un símbolo valencianista nuestra tierra, como lo es nuestra diversidad. Tenemos dos lenguas y hemos de evitar que ninguna de ellas esté marginada. Hemos hecho un valencianismo positivo, que ha unido en Compromís a gente que, no siendo valencianista, comparte estos valores. Se trata de ser valencianos en un mundo global de una manera auténtica, sin poner fronteras. Esa idea de valencianismo liga bien con la diversidad cultural y lingüística y lo hace también con la sostenibilidad y el progreso.

P. Están a la vista las elecciones generales. ¿Se presentará Compromís o concurrirá cada partido por separado?

R. Compromís irá a las generales.

P. ¿Lo tienen ya decidido?

R. Estamos pensando ya cómo reunir, no sólo a los concejales, sino a los voluntarios de campaña para agradecer su esfuerzo y reflexionar cómo pueden participar. Es un trabajo que vamos a hacer en equipo. Barajamos ideas imaginativas. Nos gusta el modelo de la Organizing for America de Obama. Hemos de estudiar las fórmulas más modernas de participación política, de empoderamiento de nuestros electores. El sentido general es que nos presentaremos a las elecciones generales.

P. ¿Aspiran a tener diputados en el Congreso?

R. Si mantenemos el modelo de movilización por una nueva política, no tengo dudas de que podemos situarnos con dos diputados en Madrid.

P. Hablemos de pactos municipales. Ciertas manifestaciones del Bloc parecen apuntar que van a cambiar su costumbre de dejar que sean los colectivos locales los que decidan y optan por una supervisión de la dirección del partido.

R. En un porcentaje altísimo, se han hecho políticas a favor de los ciudadanos, la transparencia y el progresismo. Siempre hay excepciones. En todo caso, los pactos ha de aprobarlos la ejecutiva y ratificarlos el Consell Nacional del día 4 de junio. Tenemos claro que con candidatos imputados, ni un acuerdo; con quienes han especulado con el territorio, ningún acuerdo; con aquellos que han hecho de la institución una maquinaria clientelista, ningún acuerdo. Y tenemos vocación de gobierno. Donde ha gobernado Compromís se han hecho las cosas muy bien.

P. Sin embargo, con unos resultados generales de Compromís espléndidos, en municipios de La Marina como Calp, Xàbia o Dénia el Bloc ha tenido unos resultados catastróficos... ¿Han pagado caros los pactos con el PP en ayuntamientos de esa comarca?

R. Es evidente. Los números están claros. Hay que analizarlos y sacar conclusiones.

P. ¿Cree que hay que adelantar las elecciones generales?

R. Si la oferta del Rajoy es lo que aquí ha practicado Camps, mejor nos quedamos como estamos. Ahora bien, es evidente que hace falta un Gobierno en España que explique la realidad y que pueda exigir a los ciudadanos los sacrificios. Nosotros creemos que se puede salir de la crisis con políticas progresistas que ahora no está haciendo Zapatero. Por ejemplo, se puede impulsar la industria solar, que crearía puestos de trabajo, y no prorrogar las centrales nucleares.

P, Cómo ve la posición de Francisco Camps en el inicio de esta nueva legislatura?

R. Se dan las coordenadas para repetir el fracaso del PP en la anterior legislatura. Tenemos un presidente débil, imputado, que no genera confianza. Nos ha llevado a niveles de paro, endeudamiento y empobrecimiento enormes. Y mientras, contruyen el circuito de la Fórmula 1. Más allá de los problemas judiciales, lo que ocurre es que Camps no sirve.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_