Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del 22-M

El PP retira su ERE en Alboraia tras perder el 25% del voto

El Ayuntamiento de Alboraia fue una de las pocas Administraciones valencianas que aplicó un severo recorte durante el mandato pasado. Un escenario al que parecen estar abocadas muchas otras Administraciones en la presente legislatura para tratar de equilibrar sus cuentas. El alcalde de Alboraia, Manuel Álvaro, del PP, aprobó un expediente de regulación de empleo (ERE) para 29 empleados municipales. Su partido había conseguido 4.894 votos en los comicios locales de 2007. En los celebrados el pasado domingo cayó a 3.651, un 25% menos, lo que ha complicado sus posibilidades de seguir al frente del Consistorio. El porcentaje de voto del partido representa ahora el 31,5% del total. El alcalde (en funciones) confirmó ayer que revocará los despidos, lo que celebraron los sindicatos.

Una parte importante de la sangría responde al buen resultado obtenido por UPPA (Unión Popular de Alboraia), la formación liderada por Carmen Peris, que fue la número dos de Álvaro hasta hace unos meses y que ha logrado un 12,9% de las papeletas. Peris justificó su salida del PP, entre otras cosas, por la decisión del alcalde de recortar el gasto despidiendo a trabajadores públicos en vez de reducir otras partidas de carácter más suntuario. Desde el entorno del Partido Popular se ha indicado, en cambio, que Peris abandonó la formación al ver frustradas sus aspiraciones a relevar a Álvaro como cabeza de lista.

El domingo, el PP logró ocho concejales; el PSPV-PSOE, cinco; Compromís, tres; UPPA, tres y Ciudadanos por Alboraia, dos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de mayo de 2011