Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey de Bután se casa con una joven universitaria

El rey Jigme Khesar Namgyel Wangchuck de Bután, de 31 años y educado en Oxford, se casará con Jetsun Pema, una joven universitaria que no pertenece a la realeza del pequeño país de los Himalayas. "Lo he pensado durante un largo tiempo y he decidido casarme", anunció el rey en un comunicado difundido por la televisión de Bután. Poco se sabe de su prometida. El rey solo ha contado que la conoció "ya hace algún tiempo" en la Universidad de Timpu, la capital. "Jetsun Pema es una chica con buen corazón que es muy compasiva y en la que yo puedo confiar. No sé qué dirá mi gente de ella, pero yo la encuentro con todas las cualidades que una mujer necesita tener", aseguró el rey. Y añadió: "La gente piensa que mi reina debe de ser muy educada, bonita y lo mejor de lo mejor", dijo sonriendo a su nación. Este reino es uno de los lugares más remotos del mundo, donde no se permitió la televisión hasta 1999.

Jigme Khesar Namgyel Wangchuck pidió al Gobierno que la boda sea sencilla. "Habrá una celebración, pero su majestad ha pedido que no se hagan grandes planes", aseguró el portavoz del monarca, Dorji Wangchuk a AFP. Se evitará el despilfarro y será una ceremonia íntima y personal.

Con la coronación de Wangchuck, Bután pasó de ser una monarquía absoluta a una monarquía constitucional. Su padre, el anterior rey renunció a la corona argumentando que quería un cambio hacia la democracia. Bután está situado entre dos gigantes culturales asiáticos, India y China, pero ha conservado su esencia. Hasta los años sesenta no había carreteras ni moneda. Ahora cuida de no perder su esencia ante la globalización y no permite el turismo en masa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de mayo de 2011