Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre decapita a una mujer y huye con su cabeza en Tenerife

El presunto agresor, un indigente, salió del psiquiátrico en febrero

Santa Cruz de Tenerife

Una mujer británica, de unos 60 años, murió ayer tras ser apuñalada en el cuello en un establecimiento de la avenida Juan Carlos I del municipio de Arona, en el sur de Tenerife. Miembros del Centro Coordinador de Emergencias 112 fueron alertados de los hechos al recibir una llamada avisando de que un hombre caminaba con la cabeza de una mujer en las manos por la citada avenida.

Fuentes policiales indicaron que sobre las 10.25, hora insular, el presunto agresor, un indigente búlgaro, de 28 años, conocido en la zona y con antecedentes penales, entró en un supermercado chino situado en el centro comercial Valdés Center, robó un cuchillo y, sin mediar palabra, agredió a una clienta de nacionalidad británica con un arma blanca. Tras asestarle varias puñaladas, el presunto autor de los hechos seccionó la cabeza de la víctima y emprendió la huida, exhibiendo el miembro decapitado por la céntrica avenida Amsterdam de la localidad tinerfeña.

En declaraciones a Radio Club Tenerife, de la cadena SER, Bernardo, un hombre que acababa de aparcar su coche en las inmediaciones del centro comercial, relató cómo una persona corría por la avenida con algo ensangrentado en las manos.

David, un joven italiano que iba en una motocicleta, señaló que tras salir de la tienda, varios ciudadanos intentaron detener al agresor, que caminaba con la cabeza en la mano. El joven italiano incluso le lanzó su casco. Fue en ese momento cuando un guardia de seguridad se abalanzó sobre él y logró reducirle, ayudado por varios de los transeúntes, que le retuvieron a la espera de la llegada de la policía. Antes de ser reducido, lanzó la cabeza a la carretera, según declararon varios testigos.

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía procedieron a la detención del individuo, quien padece serios trastornos mentales. De hecho, el detenido aseguraba ser el Mesías y ya había sido ingresado por episodios violentos en la vía pública en la unidad de psiquiatría del Hospital Universitario de la Candelario, de donde fue dado de alta en febrero.

El presunto autor de la decapitación tiene una larga lista de incidentes en el mismo lugar en donde se produjo el macabro asesinato. El presidente de la zona comercial de Los Cristianos, Juan Carlos Magdalena, aseguró que los empresarios ya habían denunciado que su presencia podía perturbar la tranquilidad, "pero nunca pensamos que pudiera hacer algo tan escabroso como lo que ha ocurrido".

La delegada del Gobierno en Canarias, Dominica Fernández, confirmó que entre el ciudadano búlgaro y la turista británica no había ninguna relación y que el agresor eligió a la mujer al azar. El detenido, Deyan Valentinov D., permanecía anoche en dependencias policiales a la espera de ser puesto hoy a disposición judicial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de mayo de 2011