Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El TSXG admite a trámite una demanda por la supresión del seguro colectivo del mar

La supresión del seguro colectivo gratuito que cubría desde hace más de dos décadas los accidentes de 30.000 trabajadores del mar ha llegado al Tribunal Superior de Xustiza de Galicia (TSXG). Los jueces acaban de admitir a trámite una demanda del sindicato Agamar contra la resolución que el pasado septiembre anuló el concurso para la contratación del seguro, cuyo expediente se empezó a tramitar en mayo de 2010 con 1.149.000 euros de presupuesto.

Desde el 1 de octubre, los trabajadores del mar ya no cuentan con un seguro que la Xunta eliminó sin más argumento que "razones de interés público, fundamentadas en el actual escenario de recortes en el gasto público". La decisión dejó a 5.000 mariscadores sin más protección que la que pagan a la Seguridad Social y a otros 25.000 sujetos al seguro obligatorio de su embarcación.

Mariscadoras tildan la decisión de "pura oportunidad política"

"La justificación económica no sirve porque la situación era la misma en junio que en septiembre [mes en el que se anuló la licitación]", argumenta Alberto Muñoz, asesor jurídico de Agamar. El sindicato ve en la renuncia de Mar a renovar la cobertura por accidentes -que incluía, por ejemplo, becas para los hijos de los marineros muertos- "una decisión que no obedece a ningún criterio técnico serio y riguroso de ahorro [...] sino a una opción de pura oportunidad política". Con esta acusación se refiere el abogado de Agamar a la firma de un convenio entre la aseguradora Mapfre y la Consellería para vender unas 10.000 pólizas para otras tantas embarcaciones a través de una intermediaria, La Polar Seguros, integrada por la federación gallega de cofradías, la asociación de armadores de Vigo y Remolcanosa. La Federación de Cofradías dio su visto bueno al nuevo seguro a través de una nota enviada a los medios de comunicación por Luis Tojeiro, administrador de la empresa intermediaria.

El convenio con Mapfre se materializó cinco días después de que la propia consellería solicitase a Vidacaixa, SA, una de las siete entidades aseguradoras que competía por el contrato, que justificase su oferta, de 663.386 euros, la mitad de lo presupuestado. Vidacaixa lo hizo, pero a pesar de sus condiciones Mar optó por eliminar el seguro gratuito y firmar con Mapfre -beneficiaria del contrato en los últimos 12 años- un convenio para las pólizas de responsabilidad civil impuesto por la Lei de Pesca. A partir de 2012, Mar aportará un 25% de este seguro, que este año no tiene subvención alguna.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de mayo de 2011