Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Elecciones municipales

Conde Roa achaca al despilfarro el ahogo económico de los municipios

El líder del PP santiagués pide una ley de responsabilidad para gestores públicos

La voz del municipalismo entona desde hace años una queja agravada por la crisis: la de falta de fondos con los que atender los servicios más próximos a los ciudadanos, el recorte de la Xunta al fondo local y el ahogo económico de muchos Ayuntamientos. Para el candidato del PP a la alcaldía de Santiago, Gerardo Conde Roa, no existe, sin embargo, una mala financiación, sino una mala gestión de los recursos. "Ya está bien de que los Ayuntamientos se estén quejando de la falta de recursos", criticó ayer en una conferencia ante el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, y su conselleiro de Presidencia, Alfonso Rueda. Para Conde Roa el problema no es de falta o una mala financiación sino de "despilfarro" por parte de las entidades locales.

"Ya está bien de que los Ayuntamientos se quejen de la falta de recursos", dijo

El líder del PP local ejemplificó su postura en el gasto de los recursos para montar empresas públicas o "chiringuitos" y "a generar una Administración paralela para competir con la Xunta o con el Estado". A continuación, Conde Roa reclamó una ley de responsabilidad para los gestores públicos. "No hay derecho a que un alcalde deje prácticamente el Ayuntamiento en quiebra y al mes de irse se esté tomando un café y criticando a los que se quedan por no hacer nada", criticó. Se debería, apostó Conde Roa, analizar caso por caso para saber cómo se llegó a la situación de quiebra. Las críticas del líder de la oposición en Santiago a la gestión económica municipal del alcalde, Xosé Sánchez Bugallo, fueron respondidas en un pleno de 2008, cuando el regidor desveló que la constructora de Conde Roa adeudaba a la tesorería del Ayuntamiento todos los recibos derivados del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. Uno de los objetivos de la Federación Galega de Municipios e Provincias (Fegamp) para después de las próximas elecciones es precisamente abordar la reforma de la financiación local, algo por lo que apuestan los alcaldes de todas las fuerzas políticas. El 92% de los regidores gallegos consideran "fundamental" esta reforma, según una encuesta del propio organismo municipalista.

El candidato popular, que se presentó como alternativa a un Gobierno local "rancio" y llevado por "la desidia", apostó también por dar prioridad al poner a disposición de los empresarios suelo industrial "a precios asequibles", una herramienta más, dijo, para la lucha contra el paro. Conde Roa criticó que en los últimos cuatro años el Ayuntamiento no haya habilitado "ni un solo metro cuadrado" de suelo industrial -labor que, afirmó, sí llevó a cabo la Xunta-. La política urbanística del candidato del PP pasará también por reformar el Plan Xeral de Ordenación Municipal (PXOM) y construir una ciudad "sostenible" en la que se prime la edificación de viviendas unifamiliares. "Hay que acabar con el urbanismo a la carta", apostó. En la movilidad, la propuesta del PP pasa por analizar el problema desde el origen, es decir, los ayuntamientos limítrofes desde donde entra gran cantidad de vehículos diarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de abril de 2011