Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil Lázaro justifica la deuda de Teatres en recortes del Consell y en la gestión anterior

La directora de Teatres de la Generalitat, Inmaculada Gil Lázaro, rompió ayer el silencio ante las críticas que ha recibido durante las últimas semanas y achacó la deuda que arrastra la institución, de unos 10 millones de euros, a los recortes presupuestarios que ha sufrido desde 2008 y a la gestión de sus predecesores. Así, explicó que tras aterrizar en la institución, en junio de 2005, se encontró con todo el presupuesto comprometido, asumió todos los pagos y para hacer frente a la situación tuvo que pedir a finales de año un crédito de 2,5 millones. "Siempre avalado por el Instituto Valenciano de Finanzas, porque yo no tengo potestad para pedir un crédito", matizó. Después, tuvo que asumir la producción de la obra Bienvenido Mister Marshall, que en principio iba a estar en el Palau de les Arts y por tanto no estaba presupuestada en Teatres. Para financiar el caro montaje tuvo que pedir otro crédito de 1,5 millones de euros.

Gil Lázaro explicó ayer que los únicos créditos que ha firmado han sido esos dos, que no se deben a su gestión y que conllevan cuantiosos intereses. El resto de la deuda que arrastra la entidad que dirige se debe, aseguró, a los recortes presupuestarios impuestos desde el Consell, que arrancaron en 2008 con una merma del 30%.

El problema, dijo, es que la programación se elabora con casi dos años de antelación, y es difícil reducir las partidas en capítulos comprometidos. "No es que no te den el dinero, es que no te lo ingresan", insistió. Según sus cuentas, los 12 millones de euros que gestiona se reparten a partes iguales para gastos de personal, funcionamiento de los teatros públicos y capítulo de transferencias de capital (subvenciones a compañías y teatros). Del primero no puede recortar, y del tercero, explicó, afectaría a muchas personas.

Ahora, afirmó, está en una situación de equilibrio presupuestario, pero nada le garantiza que no haya nuevos recortes. En cuanto a las noticias sobre la dimisión del subdirector de Teatres, Aquilino Medina, Gil Lázaro aseguró que hubo una "extinción voluntaria de contrato" porque la consejera, Trini Miro, le necesitaba en "otras competencias".

Gil Lázaro hizo estas declaraciones en la presentación de Imprebís, mítica obra de improvisación de la compañía L'Om Imprebís que ha acumulado en 17 años un millón de espectadores (100.000 de ellos en Valencia). Se representará hasta el 22 de mayo en el teatro Talía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de abril de 2011