Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:XOSÉ SÁNCHEZ BUGALLO | Alcalde de Santiago y candidato del PSdeG | Elecciones municipales | ENTREVISTA A LOS CANDIDATOS A ALCALDE DE SANTIAGO

"Mi idea es acabar el mandato, también como concejal"

Si Xosé Sánchez Bugallo (Teixeiro-Curtis, 1954) vuelve a la Alcaldía, será el regidor que más años ha gobernado la ciudad.

Pregunta. ¿Cómo es la relación personal con Conde Roa?

Respuesta. Es muy escasa. Somos personas muy distintas. La relación personal no es mala pero es prácticamente inexistente.

P. ¿Se puede ser alcalde sin pecar de localista?

R. Un alcalde se tiene que preocupar primordialmente por su localidad. Yo no me considero localista, localismo es cuando, sin razones suficientes, se antepone de forma sistemática su interés al del conjunto. Tratamos de defender Santiago porque aparentemente hay una regla no escrita que dice que una vez que se decidió que la capital se instalara aquí todo lo de Santiago hay que repartirlo y lo de otros lados es intocable. Eso no es razonable. Defiendo los intereses de mi ciudad pero en coherencia con los intereses de Galicia.

"Podría decir que la relación con la Iglesia es correcta, pero es excelente"

P. ¿Usa el transporte público?

R. Tengo la suerte de vivir a 800 metros del ayuntamiento. Vengo a pie a trabajar y utilizo el vehículo oficial para determinados desplazamientos.

P. ¿Hace tareas domésticas?

R. Vivo solo así que más me vale. No tengo ni mucha alternativa ni mucho mérito.

P. Después de tantos años de Gobierno socialista, ¿es más trágico perder Santiago?

R. Cada elección es independiente de las anteriores. En la última pagamos un altísimo precio. Determinadas encuestas nos daban mayoría y eso ayudó a retrotraer al electorado. Confío en que el electorado que históricamente nos viene respaldando acuda a votar.

P. ¿Algún proyecto frustrado?

R. No, pero es más difícil sacarlos adelante que hablar de ellos. Hay varios pendientes como la estación del AVE, pero no está frustrado. Espero que podamos resolverlo pronto. La nueva estación depuradora es una necesidad, pero depende del Estado. Fuera de eso, mi preocupación es el paro.

P. ¿La Iglesia influye demasiado en Santiago?

R. La relación es excelente, podría decir que es correcta, pero es excelente. Hay un clima de colaboración, amistad y respeto mutuo. No hay quejas, son excelentes colaboradores.

P. ¿La Cidade da Cultura vale lo que cuesta?

R. Tenemos que conseguir que valga mucho más de lo que cuesta. Es un proyecto que no fue demandado por el Gobierno local, pero nos comprometimos a apoyarlo y así lo hacemos desde hace 12 años. Ahora queremos verlo acabado. Somos conscientes de las dificultades presupuestarias y no hicimos ningún comentario crítico por paralizar tres años las obras del edificio principal, pero deben ponerse en valor los edificios construidos. No sería de recibo que fuesen tres años perdidos.

P. ¿Será concejal si no es alcalde?

R. Me presento con la intención de ganar. Asumiré mis responsabilidades en un sentido amplio. Mi disposición es completar el mandato, también como concejal, pero eso no lo debo valorar solo yo, sino con el conjunto de las personas que me acompañan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de abril de 2011