Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:Búscame ahí... | EL VIAJERO HABITUAL

Una olla de arroz al sur de China

En la región de Guangxi, al suroeste de China, se encuentran dos de los paisajes más evocadores de Asia: las montañas de Guilin, con centenares de picos calizos difuminados por la bruma, y Longsheng, a unos 100 kilómetros al norte de Guilin, un paisaje acuoso, sinuoso y verde de arrozales cultivados en terrazas. Los bancales de arroz cubren completamente las colinas, adaptándose a la orografía y estrechándose a medida que ganan altura.

Para llegar hasta allí hay que tomar un autobús desde Guilin o Yangshou, un serpenteante viaje de tres horas por carreteras que salvan un desnivel de más de 800 metros. Varios senderos de losas de piedra conducen a los miradores. Desde el que se tomó la foto se abarca la aldea de Ping'an, con sus tradicionales casas de madera rodeadas de campos de arroz. Fronteriza con Vietnam, la provincia de Guangxi ocupa una superficie equivalente a la mitad de España y tiene una población similar, 45 millones. KLM (www.klm.es) y Air France (www.airfrance.es) vuelan a Guilin desde Madrid, con dos escalas, a partir de 872 euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 2011