Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cajastur tendrá el 66% del grupo de cajas tras la fusión

Los consejos de administración de las cajas de ahorros de Asturias (Cajastur), Extremadura y Cantabria aprobaron ayer un nuevo proyecto de fusión virtual de estas tres entidades, una vez rotos sus compromisos con la caja alicantina CAM. El nuevo conglomerado estará participado en el 66% por la caja asturiana; en el 20% por la extremeña y en el 14% por la cántabra. Manuel Menéndez, presidente de Cajastur, asumirá la presidencia ejecutiva del conglomerado.

La fusión virtual, que se vertebrará en torno a un banco de nueva creación con sede en Madrid, al que las cajas transferirán su negocio bancario, no solicitará recursos públicos al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

Con un capital principal sobre activos de riesgo varias décimas por debajo del 10% (el rango máximo de exigencia que el Gobierno estableció en su decreto del 18 de febrero), el grupo precisará recapitalizarse en una cuantía ínfima. Para este fin prevé dos alternativas. La opción prioritaria de los tres socios es colocar un 20% de su capital entre inversores privados, en cuyo caso la exigencia legal de capital principal bajará del 10% al 8%.

Superávit

En este supuesto, el nuevo banco nacerá con un superávit de recursos propios de casi 600 millones, lo que le permitiría, según fuentes próximas al grupo, disponer de capacidad para realizar futuras operaciones de anexión de otras cajas o fusiones para ganar tamaño. Como vía subsidiaria, el nuevo banco procederá a generar recursos internos mediante venta de activos para obtener plusvalías o retención de beneficios y alcanzar así el 10%.

El nuevo banco, que será el décimo en tamaño sobre un total de 15 grupos financieros formados por cajas, nace con unos activos de 53.000 millones de euros y será el 40,32% más pequeño que el que estas tres cajas habían planteado con CAM y que se frustró de forma irreversible el 30 de marzo, cuando las asambleas generales de Cajastur, Caja Extremadura y Caja Cantabria rechazaron in extremis vincular su futuro a la caja alicantina a causa del deterioro de sus resultados. La CAM ha decidido que el denominado Banco Base se llame Banco CAM.

El banco de las tres cajas (y de cuyo grupo también formará parte el Banco CCM, filial de Cajastur) parte con 1.400 oficinas, 6.500 empleados y una cuota de mercado de un 20% en Asturias, Extremadura, Cantabria y Castilla-La Mancha.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de abril de 2011