Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez investiga sobornos en Fisterra y Mazaricos

Tras tomar declaración a funcionarios y empleados municipales de Cee, cinco de ellos en calidad de imputados, la policía, por orden del juez de Corcubión Andrés Lago Louro, continuó ayer y proseguirá hoy con el interrogatorio a personas en nómina en los Ayuntamientos de Fisterra y Mazaricos, gobernados con mayoría absoluta por el PP. La investigación y declaraciones de testigos o presuntos implicados se cierne ahora sobre el cobro de sobornos y amaños para favorecer en la adjudicación de obras públicas a Construcciones Ogando. El dueño y su hijo de esta firma de Muxía, ambos en libertad provisional acusados de cohecho y tráfico de influencias, han acaparado las contrataciones durante los dos últimos años de Cee, Fisterra y, en menor medida, Mazaricos.

Los alcaldes de estas tres localidades, así como los concejales de obras de las dos primeras, están en libertad provisional imputados por cohecho y tráfico de influencias, entre otros delitos, en esta trama de corrupción en la Costa da Morte. Hoy, además del arquitecto municipal de Mazaricos, está citado como imputado ante la policía el primer teniente de alcalde, Manuel Rodríguez Caamaño (PP).

El secretario e interventor municipal de Fisterra, así como el arquitecto contratado por este Ayuntamiento, se acogieron ayer a su derecho a no declarar por desconocer los hechos que se les imputan en un sumario aún bajo secreto. En Fisterra -cuyo alcalde, José Manuel Traba, y los dos tenientes de alcalde, Ramón Redonda y Santiago Insúa Esmorís, están en libertad provisional acusados de cohecho, prevaricación y tráfico de influencias- los Ogando acapararon la contratación de obras municipales.

Comisiones

Constructores de ese municipio fueron interrogados como testigos por la policía para saber si tenían constancia de que sus ofertas en plicas cerradas eran solo un trámite para que Ogando se llevase esas adjudicaciones. El pago de comisiones para asegurarse las últimas contrataciones de obras de la Casa da Cultura de Cee, cuyo arquitecto tuvo que declarar como imputado, también forma parte de la investigación.

Anoche, el alcalde de Cee, el independiente Ramón Vigo, el principal implicado en esta trama, y sus socios de gobierno del PSOE perdieron la votación en el pleno municipal para contratar a dedo a 10 personas del Grupo de Intervención Rápida (Grumir).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de abril de 2011