Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gestión del aeropuerto de Castellón costará cerca de 56 millones

El aeropuerto de Castellón se inaugura el día 25 de marzo, aunque no hay fecha prevista para el primer vuelo y aún no se han solicitado los permisos de navegación aérea. Lo que sí se ha definido ya es el coste, aproximado, de la gestión de la infraestructura, que correrá a cargo de las arcas públicas: entre seis y ocho millones de euros anuales durante los primeros ocho años, es decir, alrededor de 56 millones de euros.

La crisis y la falta de ejecución de los proyectos turísticos planeados para Castellón cuando se programó la construcción del aeropuerto llevó a la concesionaria a reclamar el restablecimiento del equilibrio económico financiero. Las negociaciones para poder sacar adelante la infraestructura desembocaron en un principio de acuerdo entre Aerocas, la sociedad pública promotora del aeropuerto formada por Generalitat y Diputación de Castellón, y Concesiones Aeroportuarias, concesionaria del proyecto, por la que la primera, es decir, las arcas públicas, se hacía cargo de la gestión y de las pérdidas de las instalaciones durante los primeros ocho años.

El presidente de Aerocas y de la Diputación de Castellón. Carlos Fabra, desveló ayer que la previsión es que la gestión cueste entre seis y ocho millones de euros, entre los que se incluye el coste de los servicios que ha de asumir la promotora (controladores, bomberos y seguridad), tras los últimos cambios normativos. Según Fabra esta cantidad es "más o menos lo mismo" que lo que hubiera tenido que pagar la Administración por el cumplimiento de la cláusula de pago de 6 euros por cada uno de los pasajeros que no llegara a Castellón si no se llegaba al cupo previsto, que era de más de 600.000.

Un coste asumido

En medio de las negociaciones, una parte de la concesionaria, Globalvía, cifró el restablecimiento del equilibrio en ocho millones de euros anuales, durante los 50 que dura la concesión. "Lo que no voy a asumir es que me pidan ocho millones durante los 50 años que dura la concesión, cuando nosotros hemos cuantificado todo, más el pago de los euros por pasajero, en menos de 6,5 millones, por lo que estaría tirando 2 millones de euros tontamente", dijo Fabra entonces.

Ahora, la cantidad, según dijo ayer, se podría aproximar a esos ocho millones anuales y lo único que varía es el tiempo de pago que, de momento, será los ocho primeros años.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 2011