Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jaén abre al público un refugio antiaéreo de 1937

El 1 de abril de 1937 Jaén vivió uno de los episodios más sangrientos de la Guerra Civil. Aviones alemanes bombardearon la ciudad causando 157 víctimas. A partir de ahí, los dirigentes del bando republicano empezaron la construcción de un refugio antiaéreo para defenderse de nuevos ataques. Fue en la Plaza de Santiago, en pleno casco histórico de la capital jiennense, y ese elemento defensivo, que ha permanecido décadas ignorado por los jiennenses, se ha abierto ahora como un reclamo turístico más.

El Ayuntamiento ha llevado a cabo la rehabilitación de este subterráneo, de casi 1.300 metros cuadrados, haciéndolo accesible a personas con movilidad reducida y construyendo un drenaje para evitar filtraciones, todo ello para musealizarlo y convertirlo en un espacio para fomentar los valores democráticos y dedicado a las víctimas del ataque. "Fue un espacio construido por el miedo, y queremos que sea un espacio de concordia y de paz", dijo la alcaldesa jiennense, Carmen Peñalver. En las paredes han sido colocados paneles informativos que recuerdan aquellos días trágicos y el sentido de la construcción, así como los nombres de todas las víctimas del bombardeo.

El refugio está abierto a grupos, colectivos, colegios, institutos y asociaciones vecinales y culturales, que pueden concertar visitas guiadas a través del Patronato de Cultura o de la Concejalía de Turismo. Para el resto del público, el refugio solo abre de momento los fines de semana, aunque no se descarta que se pueda ampliar a otros días en función de la demanda de visitas. La intención, según apuntó la alcaldesa de Jaén, es la de organizar en el refugio actividades de tipo cultural y musical.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de marzo de 2011