Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paltrow y el repertorio polémico

Channel 4 estudia censurar una versión de Gary Glitter, condenado por pederastia

Los productores de Glee se están planteando suprimir una secuencia de un capítulo de la serie de televisión por las protestas que ha levantado el que en ese episodio una de las protagonistas cante una canción compuesta en los setenta por Gary Glitter, antigua estrella del pop británico caído en desgracia tras ser condenado por abusar sexualmente de dos niñas. La canción, Do you wanna touch me? (Oh, yeah), ¿Quieres tocarme? Oh, sí, fue compuesta por Glitter y el productor Mike Leander, que falleció en 1996, y llegó a número dos en 1973.

Los productores de Glee, que es una de las series de EE UU más cercanas al público gay, probablemente ignoraban que Glitter era uno de los compositores cuando decidieron que Gwyneth Paltrow, que interpreta en la serie a la profesora Holly Holliday, la cantara para sus alumnos en el capítulo titulado Sexy.

Claude Knights, que dirige la organización infantil británica Kidscape, ha pedido a Channel 4 que suprima ese momento cuando el capítulo se emita en los próximos días en Reino Unido. "Es lamentable que los productores no hayan tenido en cuenta las consecuencias de que puede tener el uso de esa canción en el contexto de una clase de educación sexual. El que esa canción esté vinculada a Gary Glitter, y el propio texto, la hacen completamente inapropiada", opina Knights. Glitter, condenado en Reino Unido por posesión de pornografía infantil en 1999, deportado en 2002 de Camboya a Vietnam por sospechas de actividades de paidofilia y encarcelado en Vietnam en 2006 por abusar de dos niñas de 10 y 11 años, puede ganar decenas de miles de euros por derechos de autor tanto por la emisión de la canción en el programa como por su venta en Internet, dado el éxito que suele tener la música que se incluye en Glee.

El músico y cantante, de 66 años, que fue deportado de vuelta a Reino Unido en 2008 tras cumplir condena en Vietnam, está inscrito en el registro de delincuentes sexuales de Reino Unido y tiene prohibido volar en compañías aéreas británicas.

Tuvo problemas con las drogas y el alcohol y se declaró dos veces en bancarrota. Su caída en desgracia se agudizó cuando en 1997 fue arrestado por posesión de pornografía infantil, un delito en el que reincidió en 1999. Entonces fue acusado también de haber tenido 20 años atrás relaciones sexuales con una chica que tenía entonces 14 años, pero los cargos fueron retirados al saberse que la mujer había cobrado del tabloide News of the world por contar la historia y que cobraría aún más si Glitter era condenado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de marzo de 2011