Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Amenazas para la recuperación

Los mercados sitúan el euríbor en el 2,5% para final de año

El índice de las hipotecas encadena nueve jornadas al alza

La subida de los tipos de interés y la apreciación del euro puede frenar la recuperación de la economía española. Es una posibilidad, dicen los expertos, pero de lo que no dudan es de que subirá el coste de las más de 400.000 hipotecas a tipo variable que existen en España. Según los futuros del euríbor a un año (que son los activos que calculan cómo estará el índice), para diciembre de 2011, esperan que se sitúe en el 2,54%. Esta tasa supone un incremento del 0,76 puntos porcentuales respecto al de ahora, ya que el euríbor cerró ayer en el 1,78%. Para hoy mismo se espera ya una subida de ese indicador.

José Luis Martínez Campuzano, responsable de estrategia de Citi en España, no cree que las noticias sean tan malas para las familias españolas. "Está claro que es negativo para las hipotecas, pero me parece que los mercados esperan una subida demasiado elevada. Nuestros cálculos son que el euríbor se coloque en el 2% para antes del verano y que termine el ejercicio en el 2,25% como máximo".

Los expertos no creen que suba la rentabilidad de los depósitos

El euríbor subió ayer cinco milésimas, con lo que encadenó su novena jornada consecutiva de repuntes. Hace un año estaba en el 1,22%, lo que refleja la línea ascendente que tiene este indicador. Los expertos bancarios creen que las subidas supondrán una mayor morosidad hipotecaria, que todavía está en bajos niveles, cercanos al 2,8%.

José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney, considera que esta fuerte subida tendrá un importante impacto en la economía familiar. Al mismo tiempo, descarta que los bancos y las cajas trasladen directamente los tipos más altos a los depósitos. "No creo que se reviva la guerra de depósitos, salvo que haya problemas de liquidez para las entidades", apunta. ¿Y para los bancos? Este economista opina que, hasta final de este año o comienzos del siguiente, "no subirán los márgenes financieros de las entidades. Siempre pasan varios meses hasta que se revisan los créditos y se recolocan a los nuevos tipos de interés", explica. La subida de ingresos es una gran noticia para la banca que está viendo cómo han caído sus márgenes con fuerza en 2010. Con menores ingresos se dificulta mucho poder incrementar las provisiones si sube la morosidad. La parte negativa, sobre todo` para las entidades más dependientes del BCE, es que también se encarecen la financiación.

Martínez apunta que las entidades financieras subirán el precio de los préstamos por las dificultades que tengan para financiarse en los mercados mayoristas más que por la evolución de los tipos de interés. "La evolución de la prima de riesgo será clave para marcar el coste de los créditos", apunta.

Los expertos consultados coinciden en que la mejor noticia que dio ayer el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, es anunciar que prolongará la manguera de liquidez para los bancos. Es decir, que hasta septiembre se les concederán todos los préstamos que pidan y que puedan garantizar con avales. "Las cajas de ahorros y los bancos tendrán liquidez hasta el final de la reestructuración financiera, el 30 de septiembre próximo. Esta circunstancia les dará tranquilidad a la hora de establecer sus planes y poder atender a los vencimientos", apunta José Carlos Díez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2011