Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberdrola destina 38 millones de euros en acciones a premiar a sus directivos

La eléctrica paga en metálico el dividendo imprescindible para retribuir al consejo

La eléctrica Iberdrola ha aprobado la entrega de acciones a sus directivos en concepto de bono estratégico 2008-2010. La compañía ha estimado que ese programa va a suponer la entrega a los ejecutivos a lo largo de tres años de 5.997.000 acciones, valoradas a precio de mercado en casi 38 millones de euros, según figura en su informe anual.

El plan fue aprobado en la junta de accionistas de 2008, y se adjudicaban acciones por lograr objetivos de beneficio neto, por alcanzar una rentabilidad total de la acción igual o superior al de una media de las 10 principales eléctricas mundiales y por el mantenimiento de la calificación financiera. El máximo a otorgar era de 9,05 millones de acciones, pero la cifra final ha sido menor porque el beneficio no ha alcanzado los 3.700 millones que se pusieron como objetivo para 2010. La compañía ha ganado 2.870 millones, que, aunque es el mayor beneficio de la historia de la empresa, se queda bajo el mínimo establecido como meta: 3.300 millones.

Según las cuentas de Iberdrola, los beneficiarios del plan han sido el presidente, Ignacio Sánchez Galán; los siete miembros de la alta dirección y otros 191 directivos. De media, recibirán acciones valoradas en unos 190.000 euros, aunque la dispersión en el reparto es muy grande.

Las cuentas anuales de la eléctrica recogen como propuesta de retribución al accionista hacer ampliaciones de capital liberadas, pero se mantiene un dividendo en metálico de 0,03 euros por acción. La razón es que sin ese mínimo (equivalente al 4% del capital), Iberdrola no habría podido destinar 28,7 millones (el 1% del beneficio de 2010) a remuneraciones actuales y futuras del presidente y los consejeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de marzo de 2011