Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta de empleados de Clesa

Si el domingo fueron los jugadores del Rayo Vallecano los que protestaron por no cobrar sus sueldos, ayer lunes fue el turno de los trabajadores de Clesa. Unos 50 empleados de la empresa láctea de Nueva Rumasa se concentraron en las puertas de la fábrica de Madrid para reclamar sus sueldos atrasados.

Por su parte, Nueva Rumasa trató de salir al paso de la acusación de estafa formuladas por la familia Radó. Estos empresarios mallorquines acusan a los Ruiz-Mateos de pagarles con pagarés con firmas falsificadas, extremo que niegan los propietarios de Nueva Rumasa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de marzo de 2011