Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El arzobispado insiste en suplantar los cursos de sexualidad de la Generalitat

Ni siquiera ha sido suficiente que la Generalitat descafeinara los cursos de sexualidad que imparte a los alumnos de 3º de ESO (14 y 15 años) tras las críticas que lanzó el arzobispado de Valencia el año pasado por considerar que ofrecían "una visión muy reduccionista del ser humano".

La Iglesia valenciana sigue, aparentemente, sin confiar en los materiales didácticos elaborados por el Gobierno valenciano (que controla el PP) y ha comenzado a ofrecer a distintos colegios cursos alternativos encargados por el propio arzobispado que responden "a la concepción cristiana de la persona y la sexualidad".

En cartas remitidas por la Comisión de Enseñanza y Educación Católica a distintos centros escolares, el arzobispado ha invitado recientemente a responsables docentes a actos de presentación de estos materiales en los que también se han ofrecido "algunas pistas pedagógicas para el mayor provecho [de los mismos] en beneficio de los alumnos".

El Consell ya modificó el programa tras las críticas de la Iglesia

En el escrito se recuerda que la idea de suplantar en centros concertados católicos los materiales de la Generalitat surgió "al empezar a desarrollarse en los centros el proyecto PIES [Programa de Intervención en Educación Sexual] preparado por las consejerías de Sanidad y Educación" y que entonces "hubo una serie de familias que acudieron al señor arzobispo para manifestarle su preocupación por este programa". A consecuencia de ello, "los obispos de la provincia eclesiástica para dar respuesta a las inquietudes que estas familias decidieron encargar al Instituto Juan Pablo II" la elaboración de materiales alternativos. Estos cursos finalmente los elaboró, por delegación del Instituto Juan Pablo II, el Instituto Valenciano de Fertilidad, Sexualidad y Relaciones Familiares (Ivaf). El Ivaf es autor del programa SABE (Saber Amar Básico Escolar), basado en "propuestas de continencia" en el respeto mutuo y la práctica de las virtudes. Entre las unidades de estos materiales está: la familia humana: causa razón y fin de la sexualidad. Tipos y modelos de funcionalidad y disfuncionalidad familiar.

Fuentes del arzobispado indicaron ayer a este diario que los nuevos contenidos elaborados por el Instituto Juan Pablo II no son los encargados anteriormente al Ivaf, aunque prefirieron no dar detalles sobre su contenido.

Antes de que el arzobispado ofreciera este mes de febrero sus cursos a los colegios, la Generalitat ya había alterado el espíritu original del PIES. Tras las críticas vertidas por los sectores católicos más conservadores la Administración valenciana reculó. Revisó los contenidos -avalados por todas las sociedades científicas-, aunque finalmente Sanidad apenas los modificó. Además, el Consell decidió que en lugar de especialistas de Sanidad las clases las impartieran psicopedagogos de los colegios, por lo que el control de los contenidos quedará finalmente en manos de los colegios y no de enfermeras o sexólogos.

No ha servido de nada. Pese a estas modificaciones, que se han traducido en un importante retraso en las clases este año, el arzobispado insiste en suplantar los cursos de sexualidad de la Generalitat.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de febrero de 2011