Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La gripe infantil aplaza de nuevo el traslado de La Fe

La epidemia ronda los 1.000 casos por 100.000 menores

Los planes iniciales de Sanidad eran que el traslado al nuevo hospital La Fe de Malilla de los pacientes ingresados en los pabellones maternal e infantil del hospital La Fe de Campanar tuviera lugar entre los pasados domingos 13 y 30 de enero. Estos márgenes se establecieron para sortear los picos de gripe cuando aparecieran y evitar que esta delicada operación coincidiera con momentos de mayor intensidad asistencial debido a la expansión del virus.

Al no remitir la curva epidémica durante este tiempo se aplazó el traslado del 30 al 6 de febrero. Y ayer, Sanidad anunció que se volverá a posponer la cita, en este caso, hasta el día 13. El motivo sigue siendo que la gripe no remite. No tanto entre la población adulta. La última tasa publicada, correspondiente a la cuarta semana del año, (17 al 23 de enero) fue de 150 casos por cada 100.000 habitantes, frente a los 147 contagios de la semana anterior.

La caravana de pacientes se retrasa a los días 13 y 20 de febrero

El problema está en la población infantil. Los contagios entre los menores de 14 años rondan los 1.000 casos por 100.000, lo que representa una cifra alta. Ante esta situación, "los expertos en epidemiología y asistencia sanitaria recomiendan realizar el traslado cuando descienda el número de atenciones pediátricas", según informó ayer Sanidad.

Si no vuelve a haber incidencias, el traslado será el domingo 13 para los pacientes del infantil y el maternal. Entonces, una caravana de ambulancias transportará a los pacientes hospitalizados desde el antiguo al nuevo hospital en una operación que, según las previsiones, se prolongará todo el día y que afectará a unas 135 personas. Para que no haya incidentes, en el trayecto que comunica los dos hospitales se reservará un carril de uso exclusivo para los vehículos sanitarios. La semana siguiente, el domingo 13, está previsto que se repita la operación, en esta ocasión para el traslado de los pacientes adultos hospitalizados. En este caso, las personas que se transportarán serán 250.

En estas dos fechas no solo entrará en funcionamiento la actividad de hospitalización del nuevo hospital, sino la de las urgencias, así como los quirófanos.

Una vez finalizados los traslados, solo quedará pendiente la puesta en marcha de los servicios centrales de laboratorio e investigación, una operación que, según los planes iniciales, comenzará a finales de febrero y estará concluida durante el mes de marzo. Entonces el hospital estará prácticamente operativo en su totalidad, a falta de los equipos de medicina nuclear y radioterapia, cuya instalación exige unos permisos del Consejo de Seguridad Nuclear que pueden tardar hasta después del verano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de febrero de 2011