Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barberá descarta el parque Ferrari para Valencia

Las posibilidades de que Ferrari establezca un parque temático en Valencia se esfuman. La alcaldesa Rita Barberá, que viajó hace dos meses con el presidente Francisco Camps a la ciudad italiana de Maranello para negociar con la compañía automovilística, lo dio ayer por descartado porque "la economía no está muy boyante para invertir" y la Generalitat no va a poner dinero.

Antes de esta visita, Camps viajó en secreto al emirato árabe de Abu Dabi en diciembre de 2009 para conocer de primera mano el primer parque temático dedicado a esta marca de automóviles, que ocupa una superficie de 200.000 metros cuadrados y es propiedad de una empresa participada por el propio Gobierno de Abu Dabi a través de empresas públicas. Ese parecía ser el modelo a seguir en Valencia. La mala situación de las arcas de la Generalitat hace imposible destinar ni un solo euro al parque, como sí se hizo en el pasado con la Copa del América o la fórmula 1. Así las cosas, el proyecto Ferrari, al que tanto eco le dieron estas dos instituciones, se deshincha.

Lo confirmó el propio vicepresidente económico del Consell, Gerardo Camps, cuando comentó que no hay noticias nuevas respecto a la candidatura de Valencia. Que se materialice este proyecto aquí, dijo, "depende de la inversión de capital extranjero privado".

Carrera de fórmula 1

Vistas las dificultades de que el parque venga, Barberá optó por destacar la proyección que da a la ciudad la presentación al mundo de los coches Ferrari. El piloto español Fernando Alonso, que corre con la escudería italiana, se encuentra en el circuito de Cheste con su nuevo vehículo, el F150.

Por otro lado, Camps recalcó que el Consell no tiene "ningún temor" de que deje de celebrarse el Gran Premio de Valencia por las declaraciones del patrón de la fórmula 1, Bernie Ecclestone, en las que señaló que es un "problema" que se celebren dos carreras en España. "Yo pensaría más bien que sería el otro gran premio" el que corre peligro, dijo Camps, que recordó que el acuerdo con el circuito de Barcelona "está a punto de terminar".

Y si antes Barberá descartó el parque Ferrari, después lo hizo con los Juegos Olímpicos, al considerar que postular Valencia supondría "un dineral", y aclaró que lo que el Consistorio se planteó era pedir los Juegos Olímpicos de la Juventud, algo que se ha abandonado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de febrero de 2011