Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Suspendido el pleno de Vigo por la protesta de limpiadoras

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, suspendió ayer el pleno municipal por las protestas de las trabajadoras de la empresa concesionaria de la limpieza de los colegios públicos. "No se puede celebrar un pleno en esas condiciones", adujo aludiendo a los gritos de las limpiadoras. Caballero ya hizo lo mismo el pasado 29 de noviembre en una situación análoga.

Las limpiadoras mantuvieron 23 días una huelga que desconvocaron el 10 de diciembre, tras apalabrar un acuerdo con la concesionaria, Linorsa, que, sin embargo, no se ha formalizado. Además, la empresa no renovó el contrato a una mujer empleada en los cuatro cursos anteriores, lo que sus compañeras atribuyen a una "represión" por participar en la huelga. Ahora reclaman su readmisión y que el Ayuntamiento haga cumplir a Linorsa el acuerdo de diciembre.

Entonces se aceptó adelantar en una hora la jornada diaria y que a tres limpiadoras, las de más edad (tienen entre 55 y 65 años), se les permitiera trabajar una hora más a la semana, hasta llegar a las 20 de jornada semanal, para facilitarles el acceso a la jubilación y sus prestaciones.

El acuerdo que permitió desconvocar la huelga obligaba, además de lo indicado, al respeto de un acuerdo anterior firmado por el comité de empresa y a negociar el horario de las limpiadoras en el convenio colectivo. En un colectivo "inmensamente precarizado por contratos parciales y feminizado en exceso", señala CIG-Servizos, que ampara la movilización, "lo lógico es que las empresas favorezcan a las trabajadoras para que puedan ampliar la jornada cuando haya más ocupación y que la Administración colabore a que sea así".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de febrero de 2011