Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior exculpa al mando policial imputado por favorecer a traficantes en Sevilla

El ex jefe de la Udyco está acusado de colaborar con un clan dedicado al menudeo

La Dirección General de la Policía y la Guardia Civil ha respaldado al mando acusado por la fiscalía de favorecer a un grupo de traficantes en la investigación derivada del robo de 154 kilos de cocaína y heroína en la Jefatura Superior de Sevilla. La fiscalía acusa al ex jefe de la Udyco (Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado) de conocer y no denunciar el tráfico de drogas del clan de Los Barriga en San Juan de Aznalfarache (Sevilla), por lo que le pide dos años de inhabilitación.

La dirección del cuerpo ha enviado un informe a la juez del caso, Ana Escribano, que aclara que el mediano y pequeño tráfico de droga no corresponde a la Udyco, encargada del "ámbito nacional y transnacional relacionadas con el tráfico de drogas y el crimen organizado". A Los Barriga se les incautó solo seis gramos de hachís y ocho de cocaína. La unidad de Asuntos Internos, dependiente de la Dirección Adjunta Operativa (DAO), dirigió la investigación contra el mando imputado y ahora la DAO corrige a Asuntos Internos y matiza las competencias del ex jefe de la Udyco.

Tras este informe, la defensa del ex jefe de la Udyco, activo en el cuerpo pese a su imputación, ha dirigido un escrito a la fiscalía para que reconsidere su acusación. "La función del jefe de la Udyco era coordinar a todos los grupos pero nunca la de abrir o iniciar investigaciones (...) no es posible acusarle de favorecer o encubrir el menudeo o de omisión del deber de perseguirlo, cuando ni siquiera es competencia de la Udyco", argumenta.

El abogado del inspector jefe imputado destaca que tras los "exhaustivos seguimientos, balizas e intervenciones telefónicas, mi defendido no ha tenido ninguna relación con esa familia o con ese lugar". La defensa destaca otros dos factores que exculpan al mando: un agente de Asuntos Internos de Sevilla afirmó que fue el propio policía imputado quien facilitó la información del clan de traficantes a los investigadores. Y los traficantes alardearon de su amistad con el inspector jefe, pero también aseguraron conocer a otros policías y tener sus móviles.

Mientras, Asuntos Internos acusó al ex jefe de la Udyco y dos jefes de grupo de conocer el robo de los 154 kilos de droga antes de que trascendiera, intentar ocultarlo y no comunicarlo a la autoridad judicial: "Se ha detectado la realización de diversas maniobras de ocultación que, sin lugar a dudas, han disimulado la realidad de los hechos (...) y por ende, han dificultado la labor encomendada a la Unidad de Asuntos Internos". El ex agente Lars Sepúlveda y un amigo están en prisión preventiva por el robo. Los investigadores acusaron a los tres mandos de estar implicados en el robo, posteriormente de encubrirlo, y finalmente de la omisión de denunciarlo.

A pesar de que Asuntos Internos acusó a la Udyco de la nula seguridad imperante en los calabozos donde se produjo el robo, la Dirección General aclara ahora que esta "depende de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana". La juez ya vio en una visita las cuatro llaves maestras para acceder a los calabozos y que denotaba el patente descontrol. Asuntos Internos mantenía hasta entonces que solo el jefe de mantenimiento creyó haber visto una copia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de enero de 2011