Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte propone un cambio de modelo educativo para superar la crisis

Alarte asocia el bajo gasto por alumno con la alta tasa de fracaso escolar

Si durante los últimos años la dirección socialista ha sostenido su labor de oposición en la denuncia constante de los casos de corrupción que afectan al PP valenciano, ahora se trata de desgranar el programa electoral con el que el líder socialista Jorge Alarte defenderá su candidatura a la presidencia de la Generalitat en los comicios del 22 de mayo.

Ayer, en el primer Comité Nacional del año, Alarte concretó su propuesta de política educativa, que se añade a su Programa de Saneamiento y Reforma de la Economía, un documento con medidas contra la crisis que ya presentó el pasado mayo.

"No habrá una nueva prosperidad, aunque pusiéramos el mejor de los programas económicos, si no apostamos por la enseñanza", apuntó el dirigente para acto seguido criticar el déficit provocado por el gobierno de Francisco Camps en la educación pública. "La enseñanza valenciana no es un gasto ni una pesada carga, no es vendible y no vamos a consentir que la desmantelen ni que la pongan en manos del primer amigo que pase por allí", advirtió Alarte dejando claro que su alternativa poco se parece al modelo que encarna Camps y el PP.

Los sucesos que han agitado la vida del partido en días pasados no monopolizaron el comité. Ni las tensiones habidas en la organización de Valencia ni la sorpresiva reunión de Alarte con el presidente Camps ocuparon mucho tiempo.

Sólo la polémica con el ex ministro socialista Antonio Asunción se extendió más de lo previsto en las intervenciones del comité, sobre todo azuzadas por el anuncio de éste de demandar a Alarte por difamación.Alarte quiso que el Comité Nacional del partido se dedicase ayer casi monográficamente a una de sus prioridades de campaña. Con ello hizo un guiño a los que le han criticado que solo se ocupase de denunciar la corrupción del PP, descuidando una alternativa de gobierno a Camps. Ayer le tocó a la educación no universitaria pero pronto hará lo mismo con las universidades o el sistema de ciencia

y tecnología.

La gran novedad introducida ayer por Alarte es una reforma de la educación ligada a la creación de empleo en una comunidad como la valenciana con 500.000 parados y una tasa de desempleo superior a la española. La modernización del sistema de Formación Profesional (FP) debe cumplir, según Alarte, un doble objetivo: crear una economía distinta, que no dependa solo de la construcción, y crear empleo. Los socialistas proponen recuperar los observatorios territoriales de empleo.

Alarte armó un segundo bloque de actuación en torno a la lucha contra el fracaso escolar, que relacionó con la disminución del gasto por alumno y con la prioridad del Consell de convertir la enseñanza "en un campo de batalla para imponer sus valores ideológicos". Más presupuesto y nuevos colegios e institutos fue el antídoto dado por el líder socialista. Alarte completó la parte más propositiva con más educación de 0 a 3 años, más ordenadores por alumnos y el uso de otras lenguas.

El dirigente censuró la crispación y el desgaste sembrado por el PP. De hecho, repasó

algunos de los episodios más tensos: la imposición de la asignatura de Educación para la Ciudadanía en inglés, los expedientes disciplinarios incoados por la Consejería de Educación con criterios políticos, los cambios promovidos en el Consejo Escolar Valenciano, el desprecio público hacia los sindicatos o las direcciones de centros escolares. El partido propone frente a ello más diálogo con la comunidad educativa.

El líder socialista cerró con duras críticas a Camps, del que dijo que la historia dará cuenta muy en negro. "El PP ha basado su gobierno en el clientelismo y la amenaza y los valencianos no nos merecemos tener miedo", concluyó.

Educación y otras propuestas

- Formación Profesional. Adaptación de la FP a la creación de empleo.

- Educación de 0 a 3 años. Debe ser un derecho para todas las familias.

- Contra el analfabetismo tecnológico. Dotar a los colegios de tantos ordenadores como alumnos y hacer uso del inglés y de otras lenguas.

- Lucha contra el fracaso escolar. Aumentar el gasto por alumno para luchar contra la elevada tasa de fracaso escolar en la Comunidad Valenciana. Nueva planificación educativa, con la construcción de más colegios e institutos.

- Cooperación entre administraciones. Recuperar las relaciones con el Ministerio de Educación. "No vamos a rechazar ni una sola de sus ayudas", dijo Jorge Alarte.

- Menos crispación. Recuperar el diálogo y la negociación con la comunidad educativa.

- Plan de saneamiento. Reducción de 130 entidades públicas empresariales a no más de 30. Reducir el Consell a 7 departamentos y una vicepresidencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de enero de 2011

Más información