Un conductor se entrega horas después de matar a un hombre en silla de ruedas

Un conductor se entregó ayer a última hora de la mañana en la comisaría de la Policía Nacional en Paterna (Valencia), horas después de haber atropellado de madrugada a un hombre que iba en silla de ruedas y murió poco después en el hospital La Fe de Valencia, en el que ingresó con politraumatismo en estado muy grave.

Fue a las 2.30, en la confluencia de la calle Erudito Orellana con la Gran Vía de Fernando El Católico. El hombre en silla de ruedas empezaba a cruzar por el paso de cebra cuando el coche, conducido por un hombre de origen latinoamericano de 28 años, lo atropelló sin parar.

En la calle quedó tendido el cuerpo de la víctima, herido de gravedad. Dos horas después moría en el hospital. Desde la embestida, cuyo atestado realizó la policía local, se empezó a buscar testigos de los hechos, la información de las diferentes cámaras de las entidades bancarias próximas así como las de tráfico.

Ya por la mañana, el coche estaba identificado, y por lo tanto su dueño. La policía había seguido su rastro por las calles de Valencia desde el impacto que resultó mortal. Antes de que acudieran a detenerlo, el conductor se entregó. Explicó que no se dio cuenta de que el golpe fuera grave, y mucho menos de haber dejado tirado en el asfalto a un hombre herido.

Se entregó, aseguró, cuando supo por los medios de comunicación que le estaban buscando y que la víctima había fallecido. Al cierre de esta edición prestaba declaración en sede policial.

Todo apunta a un accidente y una omisión de socorro, un acto involuntario. Sin embargo, hasta que se entregó el conductor y tras identificar a la víctima se barajaron otras posibilidades porque el fallecido, de 47 años, tenía antecedentes por tráfico de drogas y multas por torear coches.

La policía procederá a interponer una denuncia ante el juzgado una vez finalice sus diligencias. El forense tiene pendiente la autopsia.

Restos de la silla de ruedas de la víctima en el cruce de la Gran Vía Fernando El Católico con Erudito Orellana, en Valencia.
Restos de la silla de ruedas de la víctima en el cruce de la Gran Vía Fernando El Católico con Erudito Orellana, en Valencia.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de enero de 2011.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50