estilos

No tires la ropa, envíala por correo

Una plataforma de intercambio de prendas infantiles triunfa en EE UU

"Lanzamos thredUP en octubre de 2009 como plataforma de intercambio de ropa de hombre y mujer. Sin embargo, cada vez que se lo contábamos a alguien nos decía '¿Y por qué no lo hacéis para niños?', así que pensamos que quizás era una buena idea y en abril de 2010 nos pusimos a ello". Lo cuenta vía e-mail James Reinhart, cofundador de thredUP (www.thredup.com) y uno de los tipos más populares entre las madres estadounidenses. De momento, más de 40.000 de esas madres ya se han suscrito a la plataforma de intercambio más popular del mundo por lo que se refiere a ropa de niños.

El proceso es sencillo: se accede a la página, se paga una cuota y en cuestión de segundos se puede navegar por un mar de ropa usada ("en perfecto estado", recalca Reinhart), escogerla, pagar cinco dólares más el envío y ahorrarse un montón de dinero cuando los chavales están creciendo. Las familias cuelgan en la página listados y fotografías de su propia cosecha para que otros puedan acceder a ella. Es la base de todo el sistema y el único compromiso que adquiere el suscriptor es el de devolver el favor interactuando con la ropa de sus propios hijos. "Piénsalo, los niños cuando son pequeños pegan un estirón cada tres o seis meses. La ropa queda inservible muy pronto. Ante esto tienes dos opciones: tirarla o regalarla. Nosotros te ofrecemos la posibilidad de reciclarla para que otros la disfruten", cuenta el ideólogo de esta web.

Las familias pueden ahorrar un montón de dinero mientras los chavales crecen

Para Reinhart existe también un factor muy personal en todo ello, explica en su correo electrónico: "Cuando realmente le dimos el empujón a este proyecto fue cuando me enteré de que iba a tener un hijo. Si piensas que una familia puede gastarse hasta 20.000 dólares en un niño hasta los 17 es cuando te das cuenta de que algo como thredUP puede funcionar".

La plataforma trata ahora de abarcar más territorio, incluyendo una actualización continua de contenidos y ofertas. Y acaba de inaugurar otra faceta imprescindible de la vida infantil: "Los juguetes eran algo que mucha gente nos pedía, así que hemos empezado hace solo unos días a aplicar el mismo concepto de intercambio a ese mundo".

ThredUP se ha convertido en una de esas herramientas imprescindibles para la crisis y permite ahorrar una buena cantidad de dinero: "Calculamos que con nuestra página una familia puede ahorrar unos 600 dólares al año, según el número de intercambios que hagas". Naturalmente, los responsables de esta plataforma tienen planes de futuro para que la web no se convierta en algo obsoleto. "Siempre estamos dándole vueltas a nuevos proyectos, y ahora pensamos en cosas como el intercambio de ropa premamá o la edición de libros y DVD... ¡nuestras reuniones de brainstorming son muy divertidas!". La mala noticia la comenta el propio Reinhart en mayúsculas: "Por favor, haz constar que thredUP aún no está disponible en España". Así pues, habrá que esperar.

Una niña con uno de los paquetes postales para el intercambio de ropa infantil de la plataforma thredUP.
Una niña con uno de los paquetes postales para el intercambio de ropa infantil de la plataforma thredUP.
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS