Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La venta de turismos se estanca por debajo del millón de unidades al año

El sector cierra 2010 con una subida del 3% por las ayudas del Gobierno - Las patronales prevén vender unos 900.000 coches en 2011, un 9% menos

El sector del automóvil encara una cuesta de enero que probablemente durará bastante más de 31 días tras cerrar 2010 con la segunda peor cifra de ventas de turismos de la década pasada. Por segundo año consecutivo, se vendieron menos de un millón de vehículos. A pesar de que los empresarios calificaron el año de "nefasto", las matriculaciones crecieron el 3,1% respecto a 2009, hasta las 982.015 unidades, según los datos de la patronal de fabricantes, Anfac, y de la de vendedores, Ganvam. El crecimiento se concentró, sin embargo, en el primer semestre del año, cuando las matriculaciones escalaron casi el 40% respecto al mismo periodo de 2009 gracias a las ayudas del Plan 2000-E. La retirada de los estímulos para la compra y la subida del IVA a partir de julio supusieron el derrumbe de ventas.

Las compras de particulares bajaron tras el fin de las ayudas oficiales

Seat lidera el mercado español con la venta de 89.392 turismos

Las patronales están convencidas de que sin las ayudas de 2.000 euros para la compra de vehículos del programa de incentivos 2000-E del primer semestre -de los cuales 1.000 euros los ponía el fabricante, 500 el Gobierno central y los otros 500, las comunidades-, el año pasado hubiera sido el peor de la década. Y sin más ayudas a la vista y con un panorama de estancamiento económico, la patronal Anfac no descarta que en 2011 el volumen de ventas se sitúe incluso por debajo de los 900.000 turismos. "No hay medidas económicas de estímulo, hay poca o menos financiación al consumo y tenemos una cifra de paro elevada que no invita a comprar. Todo indica que 2011 puede ser como el año anterior", aseguró el director general de Anfac, Luis Valero.

La cifra de consenso del sector para este año, de 900.000 vehículos, supone regresar a niveles más similares a los de la década de 1990 que a los de la de 2000. "En los dos últimos años hemos retrocedido a los años noventa", lamentó ayer el presidente de Ganvam, Juan Antonio Sánchez, en referencia sobre todo al periodo de entre 1993 y 1996, cuando se vendieron entre 800.000 y 950.000 turismos anuales. A partir de 2000, en cambio, las operaciones adquirieron una velocidad de crucero de entre 1,5 y 1,6 millones de unidades cada año.

El sector ahora espera volver a vender entre 1,2 y 1,3 millones de turismos cuando el mercado se recupere, pero ni los más optimistas prevén que eso suceda a corto plazo. Faconauto, la patronal de los concesionarios, consideró que deja atrás un año "nefasto". Su presidente, Antonio Romero-Haupold, auguró que los datos mejoren a partir del mes del segundo semestre. Germán López, presidente de los importadores de vehículos (Aniacam), coincidió en que 2011 será un año de "transición". "La cifra de matriculaciones se situará en torno a las 900.000 unidades, lo que supondrá un descenso del 8,6% sobre el año pasado", aseguró.

La patronal de los importadores también coincidió en que el mercado mejorará a partir del segundo semestre. Hasta entonces, el sector prevé descensos que serán muy desalentadores, puesto que se tratará de comparar una mala época con otra -el primer semestre del año pasado- en la que hubo actividad gracias a los programas de incentivos de las Administraciones y el efecto de la subida del IVA, que supuso que muchos compradores anticiparan sus compras.

Las adquisiciones de vehículos por parte de particulares fueron las que más notaron el fin de las ayudas. Este segmento de compradores realizó 583.993 matriculaciones, lo cual supone una caída del 11,3% respecto al año anterior. La demanda de las empresas creció un 22,8%, hasta las 262.683 unidades, mientras que la de las sociedades que alquilan vehículos compraron el 68,6% más, hasta 135.339 turismos. "Eso tiene una explicación, y es que venimos de unas cifras de 2009 inusualmente muy bajas, porque las empresas decidieron aplazar la compra de vehículos durante ese año, que fue muy malo", aseguró Luis Valero.

Lo que el sector se pregunta es hasta qué punto podrá soportar un año más de crisis. "La mayoría de las empresas concesionarias o vendedoras somos pymes. Y en estos tres últimos años ya han desaparecido unas mil sociedades", subrayó Juan Antonio Sánchez, de Ganvam. En lo que sí abundaron ayer las patronales fue el mensaje de que el consumidor debe olvidarse ya de las ayudas para la compra de vehículos, que no volverán, y centrarse en lograr un buen trato con el vendedor.

Seat fue la marca que vendió más turismos (89.392), por delante de Volkswagen (83.356) y Peugeot (82.678), de forma que, 31 años después, recupera el liderazgo en el mercado español.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2011