Educación ultima el pliego para ceder suelo a colegios concertados

El modelo calca la fórmula de Madrid, que ha construido 51 centros desde 2003

La Generalitat, a través de la Consejería de Educación, "ultima los detalles técnicos" del pliego para sacar a concurso público la cesión de suelo para construir colegios concertados. La secretaria autonómica Concha Gómez -que lleva el peso del proyecto- viajó la semana pasada a Madrid con personal técnico y jurídico para cerrar los últimos detalles, según fuentes de la Administración. "Vamos a seguir el modelo de Madrid, porque está funcionando bien", puntualizan. "Cuanto antes se haga, mejor".

El modelo será "mixto", adelanta la consejería. "El suelo puede salir a concurso público por parte del Ayuntamiento que lo propone; o bien, lo cede a la consejería y ésta lo saca a concurso público". En el modelo madrileño, todo son facilidades: el concierto está garantizado para 75 años, prorrogables. Madrid empezó en 2003 con concesiones a 15 y 50 años y, por exigencia de las patronales, ha acabado ampliándolas a 75 años, que es por lo que se inclinan los técnicos.

El canon del suelo es simbólico y la concesión será a 75 años, prorrogables

El canon ha variado desde 4.500 euros, 8.000 o 15.000 al año, con cuatro años de carencia desde su puesta en marcha, en concesiones de solares de entre 15.000 y 24.000 metros cuadrados. "Son precios simbólicos", según la valoración que hacen contratistas del sector público, que consideran los criterios de adjudicación "muy subjetivos".

El modelo de Madrid otorga hasta 70 puntos al "proyecto educativo", sin entrar en detalles sobre la experiencia pedagógica, la formación del profesorado o la calidad de las instalaciones, apuntan fuentes del sector de la construcción. "Todo eso debería estar especificado. Parece un concurso absolutamente dirigido para otorgar a dedo, porque la parte de mejora económica sólo son cinco puntos", advierten.

"En Madrid, hay más de 50 centros construidos así en municipios de todos los colores", precisa la consejería valenciana. Y la gestión se ha dejado en manos de empresas que abarcan todos los idearios: desde la segregación de alumnos en los colegios concertados del Opus Dei, a propagandistas o cooperativas de enseñanza.

Los plazos que maneja la Administración valenciana son, en este momento, "en el menor tiempo posible". Aunque la patronal Feceval advierte de que "el tiempo se echa encima" si se quiere empezar en septiembre de 2011. Sobre todo, por las carencias de plazas escolares en barrios en expansión de Valencia como Campanar, Algirós, Malilla o Benicalap, donde se han multiplicado los pisos de renta libre, mientras el suelo público para colegios se ha congelado o recalificado.

Para José Manuel Boquet, presidente de Feceval, la patronal que ha insistido más en la puesta en marcha de esta concesión, "el modelo de Madrid está muy experimentado y ha demostrado que funciona bien". Boquet confirma que Educación ha mostrado "preferencia" por proyectos de educación trilingüe, siguiendo la estela de Madrid, que prima la creación de centros concertados bilingües en inglés.

"No nos gusta cómo se ha planteado"

La patronal de cooperativas de enseñanza de la Comunidad Valenciana, UCEV, no está satisfecha con el procedimiento con que la Administración educativa está llevando a cabo la privatización del suelo para hacer colegios. "Tenemos información cero de la consejería", confirma Luis Cervellera, vicepresidente de la UCEV, que ha solicitado, sin éxito, una reunión con el consejero Alejandro Font de Mora para tratar el asunto. "Lo que por un lado podía ser positivo, porque hay un problemón con la falta de plazas escolares y los barracones y parecía razonable; por otro lado, se carga la posibilidad de que gente novel dedicada a la enseñanza pudiera entrar".

La patronal de cooperativas apuesta por un modelo en el que cooperativas de larga tradición "avalen" a emprendedores que quieren crear empresas serias de educación "con vocación social", mediante el sistema de spin-off.

Este tema, que "lleva años" en el tintero, explica Cervellera, debería de servir para "ofrecer a la gente la oportunidad de generar autoempleo", en coordinación con los programas para emprendedores de la Consejería de Empleo y Trabajo.

"No nos gusta cómo se está planteando", advierte Cervellera. "Si la Administración tiene necesidad de crear nuevos centros, que lo plantee bien: mediante un procedimiento abierto, transparente, sin hipocresías y en base a una planificación coherente de las necesidades educativas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 15 de diciembre de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50