Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Estado de alarma | La repercusión en el tráfico aéreo

Cómo salir del caos

No es la primera vez que miles de personas quedan atrapadas en los aeropuertos nacionales. AENA y las compañías aéreas tienen ya experiencia a la hora de deshacer los tremendos tapones de personas y equipajes que se forman en las instalaciones aeroportuarias. ¿Y cómo actúan para desatascar la situación? El procedimiento es claro.

"Primero salen los vuelos que no han sido cancelados", según fuentes de las aerolíneas. De esta manera, se logra no acumular más retrasos y cancelaciones y mantener lo más estable posible el sistema aéreo, "un delicado puzle en el que todas las piezas deben encajar para que funcione". Luego, se buscan asientos libres en los vuelos que salen en hora. En ellos se coloca a los viajeros que están atrapados en los aeropuertos y que se dirigían a los mismos destinos que los aviones que salen a la hora.

¿Cómo se consigue ser uno de los primeros en ser acoplado? Solo hay una salida: poniéndose en contacto con las compañías. Se puede llamar a sus teléfonos de atención al cliente. Por orden, las peticiones son atendidas. Los teléfonos son: Iberia (902 40 05 00), Spanair (902 13 14 15), Air Europa (902 401 501).

Tener una tarjeta platino u oro de una aerolínea no asegura ninguna preferencia a la hora de obtener un asiento. "No sacamos a un pasajero que va de vacaciones, para meter a uno con tarjeta platino", explican desde una aerolínea. No obstante, estos últimos sí tienen una atención personalizada y un teléfono menos congestionado que el resto.

AENA, por su parte, pone a disposición de los afectados un número: el 902 40 47 04.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de diciembre de 2010