Liberados dos linces de cría en cautividad en Sierra Morena

Granizo, Granadilla, Grazalema, Eva e Íbero son los nombres de los cinco linces liberados ayer en la Sierra Morena jiennense y que tienen la virtualidad de que dos de ellos son los primeros nacidos en los centros de cría en cautividad, y también los primeros que van a campear en esta zona por excelencia de expansión de esta especie protegida.

"Es un territorio que queremos conquistar para esta especie, en la que contamos con 20.000 hectáreas conveniadas con particulares", señaló el consejero de Medio Ambiente, Juan José Díaz Trillo, durante el acto de la liberación de los linces en el entorno de Guarrizas, en Santa Elena (Jaén).

Los linces se han liberado dentro de un cercado de adaptación dotado de una población abundante de conejo, principal alimento de este felino. Proceden del centro de cría en cautividad La Olivilla, gestionado por la Junta de Andalucía. Tanto los ejemplares procedentes de La Olivilla -dos hembras juveniles nacidas la pasada temporada llamadas Grazalema y Granadilla- como los silvestres (Granizo, Íbero y Eva), han sido objeto de un programa de aclimatación, adaptación y cuarentena en cercados específicos en las instalaciones de que dispone la Consejería de Medio Ambiente.

Este proceso ha consistido en la evaluación de sus habilidades y actitudes de caza, sus relaciones sociales y la independencia del ser humano, y en la compatibilidad y sociabilidad de ejemplares de distinto origen, todo ello con el fin de facilitar su adaptación y su posterior reproducción en el medio natural. Los técnicos disponen de un sistema de videovigilancia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 05 de diciembre de 2010.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50