Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AJEDREZ

Pierda el tiempo con arte

Estudio de H. Rinck

L'Echo degli Scacchi, 1917

Por fin, después de tres meses de incesante trajín en la élite del ajedrez, la actualidad aparece desnuda de grandes citas, aunque por poco tiempo: el ya arraigado festival del hotel Bali en Benidorm (3 al 12 de diciembre; www.ajedrezenelbali.com) servirá de aperitivo al excelente torneo de Londres (8 al 15; www.londonchessclassic.com) y al Mundial Femenino en Turquía (2 al 25; http://wwcc2010.tsf.org.tr). Tendremos tiempo para disfrutar antes de los postres del festín de Ciudad de México y de algunos manjares que aguardan en la nevera, como esta deliciosa miniatura de uno de los compositores más finos. A primera vista, parece fácil, pero el lector se llevará una inolvidable e instructiva sorpresa: 1 Dc7+ Ra8 2 Da5+ Rb7 (si 2 ..Rb8? 3 Db6+, y mate a la siguiente) 3 Cc5+ Rb8 (si 3 ..Rc6? 4 Da4+; y si 3 ..Rc8? 4 Da8+, ganando la dama en ambos casos) 4 Db6+ Rc8 5 Db7+ Rd8 (hasta aquí ha sido todo muy fácil; pero de pronto reina la oscuridad: los jaques no sirven de nada, y las dos piezas blancas están en situación inmejorable. Lograr esta misma posición pero tocándoles jugar a las negras tampoco arreglaría nada, por el jaque en g6. Por tanto, parece que es tablas. Sin embargo...) 6 Rd2!!, y el mate es imparable, porque la dama negra ya no tiene jaques ni puede moverse a una casilla donde no sea capturada evitando al mismo tiempo el mate en d7 o b8. Nótese, como muy bien apunta René Mayer en el número 648 de la revista Jaque, la imposibilidad de que las blancas ganen si en esta posición el turno fuera suyo. Correspondencia: ajedrez@elpais.es

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 27 de noviembre de 2010