Acabo de ver a Britney en este súper

Internet reproduce y difunde lo que pasa en la calle. Del "he visto a Santiago Segura en la Gran Vía" se ha pasado a hacer una foto con el móvil, colgarla en la Red, situar la localización con el GPS del teléfono y poner el altavoz de Twitter. La web de cotilleos TMZ saltó a la fama por monitorizar la milla más concurrida de Los Ángeles. Un gesto que se queda pequeño al lado de JustSpotted (www.justspotted.com), cuya traducción sería "recién visto", que se puso en marcha la semana pasada y aspira a convertirse en tiempo récord en la herramienta preferida de fans, paparazzi y cazadores de autógrafos. Este sitio muestra en un mapa de Google en qué lugar y hace cuánto tiempo se ha visto a una celebrity.

Era cuestión de tiempo que la tecnología permitiera lo que antes se lograba con soplos

Detrás de ello no hay un equipo de investigación, sino una legión de ciudadanos armados con móviles de última generación y una pizca de curiosidad. La diversión es tanto pasiva como activa: el que sube la información se siente reconocido. El que busca, puede seguir la ruta de su cantante predilecto. Las más demandadas son Selena Gomez —la semana pasada andaba por Londres—, Britney Spears, Rihanna y Miley Cirus, que salta de Los Ángeles a París con pasmosa facilidad. No son los más buscados, pero ya han cazado a Madonna, Christina Aguilera, Jim Carrey, Angelina Jolie y su marido Brad Pitt. Las estrellas tecnológicas también aparecen, sobre todo en San Francisco y Silicon Valley, como es el caso de Mark Zuckerberg. Así hasta 7.000 en sus primeros días. Y siguen creciendo. No hay demasiados españoles, pero sí han encontrado a Rafa Nadal en una tienda Nike durante el US Open, a Tommy Robredo en Miami, a Penélope Cruz en Londres… A los monitorizados no les hace tanta gracia el nivel de control. Brian Austin Green, marido de Megan Fox y uno de los actores de la noventera Sensación de vivir, se quejaba en la cadena de televisión ABC, ¡como si siguiera en la cresta de la ola!: "Espero que en algún momento alguien dé un paso adelante y haga algo sobre esto". No tardó en llegar la contestación del creador de la web, A. J. Asver: "No estamos pidiendo a la gente que cambie su comportamiento. Se produce de forma natural, la gente los encuentra y lo comparte". A Jesús Maté, fotógrafo de prensa de corazón durante más de veinte años, no le parece tan extraño este servicio: "La tecnología ya permite estas cosas. Era cuestión de tiempo. De hecho, en California lo normal es dar propinas a peluqueros, trabajadores de supermercado o de discoteca por dar soplos sobre el paradero de personajes célebres". Aún así echa en falta algunos matices que mejorarían JustSpotted "como que se dijera si van andando, en el coche, haciendo la compra en la gasolinera. El objetivo es conseguir la foto. Sin foto no hay noticia". Y hasta se lanza a dar sugerencias: "Que se pueda, de alguna manera, premiar a los usuarios. Está claro que no se lo van a inventar porque firman con un nombre registrado y quedarían en evidencia, el prestigio social en la Red tiene su peso". Aunque en sus inicios Ron Conway, inversor de Twitter, Facebook y Google, ayudó a financiar JustSpotted, dio un paso atrás tras las primeras críticas en blogs y medios. Las consecuencias de este desmarque fueron inmediatas: se dejó de permitir que se enlazase al perfil del usuario que envía la información. Los datos se toman de su servicio porque son tweets públicos. José F. Alcántara, autor del libro Sociedad control, critica esta medida del sistema de microblogs: "Si abres tu servicio a terceros, debes ser consecuente. No puedes decir que lo abres o cierras dependiendo de si te gusta o no el uso que hacen de ello. Es como si Google dejase los mapas para unas cosas sí y otras no. Twitter está siendo hipócrita en este caso". Este experto en privacidad se lo toma con cierto relax: "Son personajes públicos, mientras no sea invasivo o acoso es normal. Lo más preocupante es que tenga éxito, que la gente viva la vida de otros". Lo que sí indigna a Alcántara es Facebook. "Ahí sí se hace seguimiento de gente normal, convierte a un ciudadano en estrella efímera y hace de un hecho rutinario una noticia. A los famosos se los ha perseguido desde siempre"

<b>La web JustSpotted está especializada en localizar a los famosos en tiempo real</b>
<b>La web JustSpotted está especializada en localizar a los famosos en tiempo real</b>

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 29 de octubre de 2010.

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50