Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CiberP@ís

Más fugas en Facebook

Aplicaciones captan datos de sus miembros

La debilidad de Facebook a la hora de proteger los datos de sus miembros es crónica. Este fin de semana, dos episodios de distinta envergadura han sido denunciados. Facebook ha prometido reaccionar técnicamente para evitar nuevas fugas, pero el reproche persiste. La red social en lugar de una clara política preventiva reacciona a posteriori, cuando el escándalo estalla.

The Wall Street Journal ha publicado que varias de las más populares aplicaciones que los miembros de la red pueden descargarse remiten sus datos a compañías publicitarias y de análisis. El acceso a estos datos se produce incluso en el caso de que el miembro de la red haya configurado su perfil catalogando los datos como privados. El dato que obtienen es el número único que se asigna a cada miembro. Si se pregunta en un buscador por el citado número (Facebook ID) puede conseguirse información del titular o de sus amigos como la edad, residencia o trabajo. Las empresas de publicidad pueden cruzar estos datos y conocer mejor las actividades del usuario. El diario cita 10 aplicaciones como Farmville, Texas HoldEm Poker y Frontier Ville entre las implicadas.

Facebook España ha remitido una nota en la que afirma que "hemos aprendido que el diseño y funcionamiento de Internet no siempre proporciona el mayor control que técnicamente es posible. La pasada primavera nos dimos cuenta de que el ID de usuario de Facebook podía ser incluido inadvertidamente en la dirección URL que se envía a los anunciantes. En este caso, The Wall Street Journal ha revelado el mismo problema en la plataforma de Facebook". En la nota se afirma que las empresas que han recibido estos datos "aseguran que no han sido malversados" y que no han hecho uso de los mismos.

Por su parte, el diario Frankfurter Allgmeine Sonntagszeitung ha denunciado que existe un agujero en la seguridad del sitio que permite a personas que no son miembros de la red acceder a datos privados de quienes sí lo son. Basta con registrarse en la comunidad virtual e introducir fraudulentamente el correo de uno de sus miembros. Las autoridades alemanas han calificado de muy grave esta falta de respeto a la privacidad.

A finales de julio, un informático recopiló datos de cien millones de miembros de Facebook en un fichero que distribuyó vía P2P. Esta fuga fue consultada al menos desde 60 empresas con muy distintos intereses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de octubre de 2010