Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Jamás pude fiscalizar las minutas de señor Del Nido"

El interventor de Marbella declara en el juicio contra el presidente del Sevilla

El interventor municipal de Marbella, Juan Antonio Castro, declaró ayer que "nunca jamás" pudo fiscalizar ni controlar el contenido de las minutas que el letrado y presidente del Sevilla, José María del Nido, pasó al cobro al Ayuntamiento entre los años 2001 y 2003.

En el juicio del llamado caso Minutas, que se ha reanudó en la Ciudad de la Justicia de Málaga tras interrumpirse el pasado julio, el funcionario aseguró que no conoció el contrato celebrado en 2001 y que supuestamente ligaba a Del Nido con la sociedad municipal Control de Servicios Sociales SL hasta cinco años más tarde, en 2006. Para poder echar un vistazo al documento hizo falta que el Ayuntamiento de Marbella fuera disuelto y el gobierno de la ciudad recayera en una comisión gestora con motivo de la Operación Malaya.

Castro, que acudió como testigo propuesto por la Fiscalía, señaló sólo tuvo conocimiento de las minutas cuando fueron presentadas al cobro, momento en que puso reparos a su abono. También declaró que en ningún momento conoció el contenido de las minutas ni de los escritos que justificaban encargar a Del Nido representar a las sociedades municipales en el proceso de fiscalización que estaba llevando a cabo el Tribunal de Cuentas.

Según el fiscal Francisco Jiménez Villarejo, en virtud del contrato, Del Nido cobró 155.130 euros por unas labores de fiscalización de las empresas municipales marbellíes que no entraban dentro de su competencia. En ese contrato de arrendamiento de servicios, redactado con normas de derecho privado pese a que vinculaba a una sociedad pública, se fijaba, además, una remuneración mensual a Del Nido por sus servicios de 48.080 euros. Esta cantidad, según el fiscal, es "claramente abusiva e injustificada".

El contrato con Del Nido, con el visto bueno del ex alcalde Julián Muñoz, supuso, para el ministerio público "ignorar absolutamente" la ley de contratos públicos, ya que no hubo un expediente de contratación. Antes de celebrarse ese contrato, el fiscal señala que Del Nido percibió entre 1999 y 2001 un total de 2,16 millones de euros del erario público marbellí por trabajos que supuestamente no llegaron a realizarse. El fiscal pide para Del Nido 16 años de cárcel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 1 de octubre de 2010