Reportaje:Dinero & inversiones

La crisis muestra quién confía en sus empresas

Los principales directivos españoles adquieren acciones de sus compañías en los tres últimos años

DAVID FERNÁNDEZ

En la jerga anglosajona se les conoce como insiders ("los que están dentro"). Las operaciones de consejeros y directivos con acciones de sus compañías son seguidas de cerca por el mercado. Estos son los movimientos más significativos protagonizados por estos particulares inversores en las principales empresas del Ibex durante los tres años que dura ya la crisis económica y financiera.

- Telefónica. Durante la crisis, los consejeros y directivos de Telefónica, con su presidente César Alierta a la cabeza, han demostrado su confianza en la compañía con compras de acciones en el mercado. El movimiento más destacado en los últimos tres años lo protagonizó el propio Alierta en abril de 2008 cuando comunicó la adquisición de dos millones de opciones. Para que esta inversión sea rentable, los títulos de la operadora deben valer 30 euros en marzo de 2011 (ahora cotizan a 17,95 euros). En octubre de 2008, Alierta compró 66.670 títulos a un precio de 14,8 euros por acción. La participación del presidente en la actualidad es del 0,091% de la compañía y tiene un valor de mercado de 74,6 millones de euros.

Alierta apuesta a que la acción de Telefónica llegue a 30 euros en 2011
Botín compró títulos del Santander tras la quiebra de Lehman
Francisco González ha optado por reinvertir los dividendos

El vicepresidente de Telefónica, Isidro Fainé, también ha hecho diferentes movimientos: compró acciones en julio de 2008 (a 16,64 euros), en mayo de 2009 (14,96 euros) y en mayo de 2010 (15,28 euros). En total, el presidente de La Caixa (uno de los principales accionistas de Telefónica) tiene 437.000 acciones de la operadora. Otro de los consejeros dominicales, José María Abril (está en el consejo en representación del BBVA), ha realizado diferentes compras, la última de ellas en mayo pasado, cuando compró 6.375 títulos a 15,5 euros. Entre los consejeros ejecutivos o miembros de la alta dirección, en los últimos años han engordado su participación en la compañía José María Álvarez Pallete, Julio Linares o Santiago Fernández Valbuena, entre otros. El respaldo al potencial de la cotización también se lo han dado varios consejeros independientes como Javier de Paz (desde su nombramiento a finales de 2007 se ha hecho con 33.352 títulos) y Eva Castillo, que accedió al consejo en enero de 2008 y ya suma casi 75.000 títulos.

Uno de los pocos directivos que ha rebajado su participación durante la crisis ha sido Matthew Key. El presidente de Telefónica Europa vendió 30.000 acciones en agosto de 2009 y se desprendió de una cantidad igual de títulos en abril de 2010.

- Banco Santander. Siempre que la cotización del banco ha dado muestras de debilidad, los directivos del Santander han hecho un guiño al mercado con nuevas compras de acciones. En octubre de 2008, cuando los títulos se despeñaron tras la quiebra de Lehman Brothers, el presidente del Santander, Emilio Botín, se hizo con más de 4,5 millones de títulos a un precio de 7,72 euros (las acciones del banco valen actualmente 9,67 euros). Botín repitió la jugada en febrero de 2009. La cotización se hundía en mínimos históricos por el miedo del mercado a una nueva Gran Depresión, y se hizo con 20.000 títulos (a 5,49 euros) en un movimiento imitado por el resto de la plana mayor del banco: Alfredo Sáenz, Ana Patricia Botín, Juan y Matías Rodríguez Inciarte, y Francisco Luzón. Este último, responsable de la división latinoamericana, ha sido uno de los consejeros ejecutivos más activos, con un rosario de compras a lo largo de los últimos tres años. También ha apostado fuerte Isabel Tocino. La ex ministra fue nombrada consejera independiente en marzo de 2007 y ya acumula casi 37.000 acciones.

Con todo, en este tiempo algunos directivos también han reducido su participación en el banco. El momento donde se concentraron las mayores desinversiones fue el último trimestre de 2009, cuando la acción había rebotado con fuerza desde mínimos. El movimiento más significativo fue el de Francisco Javier Botín, hijo del presidente, que traspasó 700.000 acciones por siete millones de euros. Este periodo también fue aprovechado por el responsable del banco en Reino Unido, Antonio Horta, para reducir sensiblemente su participación.

- BBVA. La mayoría de los consejeros del

BBVA, incluido el presidente Francisco González, han incrementado su participación en el banco durante estos tres años, pero lo han hecho principalmente a través de la opción de reinversión de dividendos en acciones de la entidad.

Los insiders que más fuerte han apostado con su dinero por el potencial del BBVA han sido dos consejeros independientes. Juan Carlos Álvarez Mezquíriz tuvo el olfato (y la osadía) de adquirir títulos en lo peor de la crisis. En concreto, se gastó medio millón de euros en adquirir 109.649 acciones a 4,56 euros. Este paquete vale hoy un millón de euros. Otro consejero activo es Rafael Bermejo, que a través de frecuentes operaciones (compras no superiores a 2.000 títulos) ha engordado su participación.

Entre las desinversiones destaca la que hizo el consejero ejecutivo José Maldonado en marzo de 2009. Tras recibir 142.000 acciones gracias a uno de los planes retributivos del banco, vendió 55.000 aciones a 6,03 euros. El responsable del banco para América del Sur, Vicente Rodero, vendió 75.000 títulos en febrero de 2010 a 9,44 euros.

- Iberdrola. José Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola, ha apostado con fuerza por los títulos de su compañía. El 21 de diciembre de 2007 adquirió 150.000 títulos (a 10,54 euros); el 23 de enero de 2008 adquirió 120.000 acciones (a 8,35 euros); el 10 de octubre de 2008 compró 175.000 acciones (a 7,08 euros). Los títulos de la eléctrica cotizan hoy a 5,61 euros, por lo que todas las inversiones de Sánchez Galán acumulan minusvalías latentes.

El vicepresidente de la eléctrica, Víctor Urrutia, ha realizado en los últimos meses compras significativas, siempre por debajo de los siete euros por acción: en julio pasado compró 1,14 millones; en abril, 300.000 títulos, y en enero, otros 300.000.

- Repsol. El presidente de la petrolera, Antonio Brufau, adquirió 173.200 acciones de Repsol en noviembre de 2007 a un precio de 25,7 euros por título (hoy las acciones valen 18,58 euros). Brufau no ha hecho más movimientos desde entonces. El más activo ha sido un consejero dominical, José Manuel Loureda (representa a Sacyr Vallehermoso), quien a través de su sicav Loupri ha realizado un rosario de compras y ventas de pequeños paquetes de acciones en los últimos tres años.

- Inditex. En enero de 2008, Pablo Isla, consejero delegado de Inditex, compró 14.700 títulos a 34,2 euros por acción (hoy valen 57,61 euros). También han incrementado su participación en la compañía Francisco Luzón, José Luis Vázquez y Carlos Espinosa de los Monteros. La subida en Bolsa de Inditex ha propiciado también algunas desinversiones por parte de la alta dirección, como las protagonizadas por Ramón Reñón y Jesús Echevarría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 19 de septiembre de 2010.

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50